Tren a Auschwitz – Birkenau: la imagen del día

auschwitz-tren-polonia

Caminando sobre la vía de tren en Auschwitz Birkenau

Hay que llegar mentalizado para la ocasión cuando se visita al campo de concentración de Auschwitz. El lugar se encuentra a una hora en autobús desde Cracovia y es una visita obligada para todos aquellos que deseen contemplar por sí mismos la historia y tengan las fuerzas necesarias para superar la crudeza de la realidad.

En Auschwitz existía más de un campo de concentración. Auschwitz I, con su legendaria y macraba bienvenida Arbeit macht Frei, se ha convertido en un museo y su visita está seriamente controlada sin llegar al obsceno repaso de intimidades de las víctimas como ocurre en otros lugares.

En cambio, en la vecina Birkenau parece como si el tiempo no hubiera pasado. El lugar aparece ante los ojos tal y como lo abandonaron los nazis. La vía del tren atraviesa la entrada principal y se detiene ante la cámara de gas, hoy en día destruida. A ambos lados se extienden kilómetros y kilómetros de barracones abandonados.

Todavía al recordarlo me entran escalofríos. No quiero imaginar a Primo Levi y otros sobrevivientes qué sintieron al volver a visitar aquél infierno.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  Amanecer en cala Pinets: viajando contigo
Puntúa este artículo