El pico de Vallibierna y el paso del caballo


Se le llama el paso del caballo porque uno puede cruzarlo a horcajadas sobre la arista a una altura de 3,000 metros o bien por su vertiente norte agarrándose a la roca y tratando de no mirar nunca al vacío. Es el último paso a realizar antes de coronar el Vallibierna (3,067 metros) uno de los picos con las mejores vistas de todo el Pirineo. Ante él se abre el Pirineo con todo su esplendor con el Aneto, la Maladeta y el pico de Russell sobresaliendo en un espectacular mirador.

Aunque las cuerdas son recomendables, para salvar el paso del caballo, la mayoría de excursionistas lo cubre sin ellas. Cuando lo pasé a finales de este verano recuperé esa sensación de adrenalina y vértigo que por segundos te acerca al significado de la vida y vives esos segundos al límite agarrándote a la roca como al ser más querido de tu existencia y pensando ¿quién diablos me mandó meterme por aquí?

Una vez lo has cruzado te alegras de seguir entre los vivos y disfrutas del beneplácito descanso. Te vuelves a preguntar, no obstante, la misma pregunta absurda. Sabes que no hay respuesta posible, pero por algún extraño y masoquista motivo, estás convencido que volverás a repetirlo o a meterte en lugares todavía más peliagudos que ese!

Imagen, Ximet Mad Team

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  Ruta de los pueblos blancos desde Jerez de la Frontera
Puntúa este artículo
, , , ,
2 Comentarios
  1. Marc 13 septiembre 2009
  2. Quique 13 septiembre 2009