El mal de altura y la hoja de coca


¿Alguna vez has padecido el mal de altura en tus viajes? A mí me sucedió cuando viajé desde San Pedro de Atacama -pueblo que se encuentra en el mismo desierto de Atacama en Chile- hasta los altiplanos bolivianos, en Bolivia.

El desierto de Atacama es el desierto más seco y árido del mundo. Han habido periodos de hasta 4.000 años sin llover una gota de agua. Desde ese lugar parten expediciones hacia el Salar de Uyuni, que se encuentra en los altiplanos de Bolivia, a más de 4.000 metros de altura.

Se trata de un viaje que dura aproximadamente tres días. Es relativamente barato y merece mucho la pena realizarlo si os encontráis en el país. Es una experiencia muy excitante.

La primera noche la pasaréis en un refugio rodeado de llamas, el animal típico por excelencia de los altiplanos. La segunda noche la pasaréis en el Hotel de Sal, un edificio totalmente construido con sal.

Subir una altura tan considerable en tan corto espacio de tiempo produce en ocasiones unos mareos conocidos popularmente como el mal de altura o mal de montaña. ¿El remedio? no os lo perdáis: té de coca, la planta “curativa” mítica en países como Bolivia y Perú.

Si viajas a Sudamérica te recomiendo sinceramente esta fantástica excursión.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo