El espíritu de Franz Zappa en Vilnius


Sólo una cosa así puede ocurrir en Vilnius, Lituania. La estatua de su hijo predilecto, Franz Zappa, submergido en medio de la ciudad con el casco antiguo barroco más grande de Europa.

El maestro de lo políticamente incorrecto circundado de ángeles y querubinos señalando al cielo.

Vilnius es así. En la capital lituana, durante el día miles de devotos y peregrinos de otras nacionalidades recorren las iglesias de la ciudad. Por la noche, el lado oscuro hace acto de presencia en Vilnius a base de discotecas con ambiente extraterrestre y buen rock duro amenizado con un botellas de vodka todavía más duro.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  Charlando con Willem Dafoe en la noche de Buenos Aires
Puntúa este artículo