El café en Perú: la imagen del día


A tenor de la proximidad de Perú con países largamente arraigados al cultivo del café, no es habitual encontrar café en los restaurantes o en los mercados del país. Así mismo, la abundante oferta de infusiones y plantas medicinales como la coca, deja la exportación de café a un lado bien apartado. Si uno lo pide lo más probable es que le metan unas cucharas de Nescafé al agua caliente.

No obstante, tras visitar las ruinas de Machu Picchu encontramos un lugar donde ofrecían café.

Tras el duro día anterior que nos había llevado desde Cuzco hasta Machu Picchu por la complicada ruta de Santa María y el impacto de contemplar esas ruinas tan soñadas, estábamos muertos.

Mientras esperábamos el tren que nos llevaría de Aguas Calientes a Ollantaitambo nos tomamos un café en uno de los locales del pueblo. De gusto amargo y poso espeso, me recordó mucho al café que se hace en Turquía. Como cafetero, necesitaba esa dosis tras tantas semanas sin probar gota. No obstante, tras acostumbrarme durante un mes, no cambiaría las deliciosas infusiones peruanas por ningún café del mundo.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  Juega con las lunas del sistema solar
Puntúa este artículo