Dónde dormir en Santiago de Compostela: Hotel Virxe da Cerca

Vistas terraza habitación Hotel Virxe da Cerca Santiago de Compostela

Vistas desde la terraza de mi habitación, Hotel Virxe da Cerca, Santiago de Compostela, Galicia

Ni todo el que va a Santiago tarda semanas en llegar y lo hace caminando ni sólo de albergues vive el visitante. Aunque sea uno de los tres ejes de la peregrinación católica a nivel mundial (junto a Roma y Jerusalem), la ciudad monumental gallega cuenta con alojamientos a la altura de quien sólo estará aquí unos días y quiere disfrutar con comodidad de la visita.

El viajero que no quiera compartir habitación y acuda a Santiago de Compostela para hacer turismo, lo que busca es un establecimiento con las comodidades habituales y, si es posible, con historia y carácter. Yo me alojé durante tres noches en el Hotel Virxe da Cerca y es que no visitaba Santiago de Compostela como peregrino, sino para asistir a la presentación en la Plaza del Obradoiro del Entroido y conocer de primera mano a los personajes típicos del Carnaval en Galicia, como los Xenerais da Ulla.

Si nos planteamos lo que le pide uno al sitio en el que se aloja, lo principal a tener en cuenta es la localización, el edificio, las habitaciones y su servicio de restauración. Es decir, qué tal se desayuna, cuanto tengo que caminar para visitar la ciudad, cómo es mi habitación de cómoda y qué tipo de diseño tiene el inmueble. Tema aparte es el trato del personal, un factor que por sí solo eclipsa a los demás. Cada uno mirará lo anterior en un orden distinto, según sus preferencias, pero es una buena aproximación general.

Situación

El Hotel Virxe da Cerca está situado a las puertas del casco antiguo de Santiago de Compostela, frente al antiguo Mercado de Abastos (aunque con una parte en obras, es a donde bajan las vendedoras a diario a ofrecer productos frescos del campo y donde también encontramos lo más selecto del Cantábrico y del Atlántico).

Le da la espalda, y es una de sus vistas más bonitas y tranquilas, al Convento de Belvis, del siglo XIV.

Edificio

Aunque recientemente se le incorporó un edificio anexo más moderno, y al que se accede a través de un jardín privado con aviario incluido, mi habitación estaba en el primer piso del inmueble más antiguo y original. Se trata de una antigua residencia de Jesuitas y casa de banca, construida en el siglo XVIII.

Lee también:  La belleza de Cassis en la costa azul

Desde la fachada (que cuando yo me alojé estaba oculta por andamios) se aprecia la solemnidad del conjunto, rematada por macizos muros de piedra. Acompañados por la abundante presencia de maderas, desde la escalera hasta los muebles, la impresión general es de solidez señorial, discreta pero poderosa.

Interior Hotel Virxe da Cerca Santiago Compostela

Interior del Hotel Virxe da Cerca, Santiago de Compostela, Galicia

Como podéis ver en las fotos, la iluminación intenta darle calidez al conjunto, aunque no sea la mejor cuando uno es tan torpe con la cámara como soy yo, y se respira una sensación de intimidad confortable. Destacaría una abundancia de asientos en las zonas comunes, tanto en la planta baja como en la inferior a esta (el hotel está construido en una cuesta), aptos para leer un libro, preferentemente en papel, y huir del ajetreo electrónico. De hecho existe una pequeña biblioteca multilingüe para esas tardes de café y lluvia tan frecuentes en la ciudad.

El hotel pertenece a la cadena “Pousadas de Compostela”, que cuenta con cuatro establecimientos más en Santiago de Compostela y alrededores, otro hotel en La Coruña y una última propiedad en Pontevedra.

Habitaciones

Voy a comenzar por la única pega que le he encontrado a mi habitación, aunque me llaméis tiquismiquis: el suelo. El suelo de baldosas es frío y eso lo nota alguien que, como los niños, se descalza en cuanto puede. No estaría de más que se ofrecieran las zapatillas desechables que uno se encuentra en otros hoteles de esta categoría, los de cuatro estrellas, puesto que la alfombra que se encuentra sobre la cama sólo se prolonga un poco más allá de esta.

El frío acaba ahí. Una buena calefacción asegura que la temperatura interior sea mucho más agradable que la que había en el exterior durante mi estancia y que se apreciaba con asomarse a la terraza. Esta, con dos sillones y una mesa, ofrece unas vistas que se prolongan desde el jardín y el restaurante hasta los tejados y torre del Convento de Belvis, precioso al amanecer y melancólico bajo la lluvia.

Habitación Hotel Virxe da Cerca Santiago de Compostela

Habitación en el Hotel Virxe da Cerca, Santiago de Compostela, Galicia

Dejando eso aparte, las habitaciones son tan rústicas como se puede esperar cuando se intenta respetar al máximo la distribución original del interior del inmueble, incluyendo la altura de los techos. Un enorme armario de madera es más que suficiente para el contenido de nuestras maletas y tenemos un escritorio a nuestra disposición, de cara a la terraza y al exterior, no a una pared, para consultar mapas y folletos. O trabajar con el ordenador.

Lee también:  Cómo encontrar alojamiento en temporada alta en Francia

La cama es muy cómoda y después de pasear horas y horas por Santiago de Compostela, se agradecen los gruesos muros de piedra que aseguran un sueño ininterrumpido por ruidos del exterior. Y si tienes problemas para conciliar el sueño, en la mesita de noche había un libro de relatos en varios idiomas, uno de esos detalles que – uses o no uses – gusta que tengan con el cliente.

Servicio de comidas

En el jardín encontramos el comedor, tanto para las cenas a la carta como los desayunos de buffet, en una construcción con cristales en tres de sus cuatro lados, así que hay abundancia de luz natural Lo que sí que puede faltar en el desayuno es una mayor selección de bollería (sí, me gustan los bollos con chocolate), que es un poco limitada.

Si uno está acostumbrado al English Breakfast, sólo encontrará huevos con yema sólida y bacon en la zona de comida caliente. Cereales, leche, yogures, tostadas, un par de tipos de queso y Tarta de Santiago son las principales opciones que completan la comida más importante del día, según dicen.

Exterior Restaurante Hotel Virxe da Cerca de Santiago Compostela

Exterior Restaurante del Hotel Virxe da Cerca, Santiago Compostela, Galicia

La primera noche cené a la carta y, por estar varias personas en la mesa, pude comprobar la buena calidad, cantidad y presentación de varios de los platos que se ofrecen, aunque no hay mucha variedad. He de indicar que sólo había un camarero sirviendo a las cuatro o cinco mesas que optamos por cenar en el hotel, en lugar de hacerlo fuera, así que los tiempos para servir los platos se resentían.

La cazuelita de gulas y langostinos (8,50€), y las fabes de Lugones con pulpo (11,00€) de mis compañeros podían haber sido platos principales en lugar de entrantes. Y si tuve que esforzarme por terminar mis chipirones a la plancha (8,50€) no fue porque no estuvieran en su punto (que lo estaban) sino para intentar dejar algo de hueco para el plato principal.

Restaurante Hotel Virxe da Cerca Santiago Compostela

Restaurante del Hotel Virxe da Cerca, Santiago de Compostela, Galicia

Continué con el pescado, un tierno rodaballo a la gallega (15,00€) de sencilla presentación mientras el resto de la mesa se inclinaba por la carne (buey a la plancha a 13,50€ el plato), y sólo una persona más elegía pescado, aunque bacalao gratinado a la crema (15,00€). En todos los casos, el plato principal estuvo en calidad a la altura de los entrantes.

Lee también:  La Ruta del Vino de Rías Baixas (parte 2)

Y antes de que os lo preguntéis, si, la respuesta es que conseguí terminarme el postre, una porción de Tiramisú (4,00€).

Servicios adicionales

¿No has aterrizado en Santiago, usado tren o autobús? Pues si te has venido en coche, bienvenido a la pesadilla de aparcar en el centro de una ciudad. Pero no desesperes, el hotel cuenta con plazas reservadas, aunque no son gratuitas, en un parking literalmente a la vuelta de la esquina.

Como ya he comentado, hay un jardín privado que une los dos edificios de que consta el hotel y en él se puede disfrutar – cuando el tiempo acompaña – de las consumiciones de la cafetería en una tranquila terraza.

Recepción 24 horas (con información y mapas), ascensores, custodia de equipajes, lavandería (externa), servicio de habitaciones, minibar, salas de reuniones, saloncitos (si, así aparecen en su página web) sociales o prensa diaria son los otros servicios que uno espera, y encuentra, en este hotel.

El Virxe da Cerca cuenta con WiFi gratuito en todo su recinto, aunque en el restaurante prácticamente se detiene la señal en la puerta. Miradlo por el lado positivo, os va a dar la ocasión de concentrarse en la comida o en la conversación, si estáis acompañados.

Yo, que soy de Asturias, digo que el verde hay que regarlo y en Galicia se riega mucho. Por ello, en recepción tienen un buen número de paraguas a disposición de los clientes que, como es mi caso, jamás incluyen este remedio contra la lluvia en su equipaje.

Por cierto, para que no se diga que en Santiago de Compostela en particular, y en Galicia en general, no para de llover, he aquí una foto que lo desmiente. Bajo un cielo azul, aparece el Palacio de Raxio (sede del Ayuntamiento), al otro lado de la Plaza del Obradoiro y desde la puerta de acceso a esa fachada de la Catedral de Santiago de Compostela:

Palacio de Raxio desde Catedral Santiago Compostela

Palacio de Raxio desde la Catedral de Santiago Compostela, Galicia



Datos Prácticos sobre el Hotel Virxe da Cerca
Hotel Virxe da Cerca
Dirección: Virxe da Cerca, 27. Santiago de Compostela 15.703
A Coruña (España)
Teléfono: +34 981 56 93 50
Fax: +34 981 58 69 25
Email: vdacerca(@)pousadasdecompostela.com

También puedes reservar tu habitación sin coste adicional a través de nuestro buscador de hoteles

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
,
3 Comentarios
  1. Guille 18 abril 2014
  2. Avistu 18 abril 2014
  3. SienteGalicia 3 agosto 2015

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *