Donde comer en Sigüenza

salmon

¿A que no te hubieras imaginado una cuchara de salmón como imagen descriptiva para hablar de restaurantes en Sigüenza?

La gastronomía de Sigüenza destaca por su tradición castellana y la calidad de sus productos. Entre los platos más destacados sobresale la carne de caza, la gran variedad de setas y derivados del cerdo como los torreznos y otros productos típicos de matanza.

Los vegetarianos tendrán un serio trabajo para encontrar donde comer una ensalada sin una pizca de carne. En esta zona de Castilla la Mancha las temperaturas son bajas y para darle energía al cuerpo los asados, estofados y sopas castellanas dominan los menús en los restaurantes que encontraréis por la ciudad.

Durante nuestra escapada de fin de semana en Sigüenza disfrutamos de buena comida y pasaré a detallar los distintos restaurantes que visitamos:


Ver mapa más grande

Restaurante Calle Mayor

Tal y como su nombre indica este restaurante se encuentra en el casco antiguo y en la misma calle Mayor de Sigüenza. El establecimiento se levanta sobre una antigua casona del siglo XVI y en su cocina mezclan la cocina tradicional de Sigüenza con algunos toques más modernos.

Nos decantamos por un menú degustación de 27 euros que ofrecía una variada propuesta de entrantes y un segundo a elegir.

Entre los primeros platos degustamos un foie de pato al natural, milhojas de salmón ahumado, sardinas ahumadas, croquetas ajoarriero y pimientos del piquillo. Cuesta mucho escoger un segundo entre 12 ricas posibilidades. Dudé un buen rato, especialmente cuando me dijeron que las manitas de cerdo rellenas de caracoles era la especialidad de la casa. Sin embargo, me decanté por el cochinillo confitado y no me arrepentí en absoluto.

Lee también:  La espectacular cueva del Soplao en Cantabria

Buena presentación y excelente comida a muy buen precio. Tanto el servicio como la tranquilidad que respiraban las mesas me gustó.

cochinillo_siguenza

El cochinillo del restaurante Calle Mayor en Sigüenza

Restaurante Asador Medieval

Si buscáis un lugar económico donde degustar carne, sin florituras modernas y queréis estar envueltos del follón de una cantina, este es vuestro sitio. Aunque la gente no vista al estilo medieval y el restaurante ofrece pocos motivos del estilo, algunos turistas lo parecen con sus gritos y su manera de comer.

El restaurante se encuentra en el portal Mayor número 2 en el corazón del casco antiguo de Sigüenza.

En la carta, como es de esperar, encontraréis productos de caza, de matanza y asados. Para los entrantes pedimos unas respetables croquetas de cocido y unos boletus que nos defraudaron enormemente: un plato de 12 euros que contenía un huevo frito, unos trocitos de boletus que juntos no formaban ni un níscalo entero y patatas fritas por todos lados.

Como segundo plato me decanté por el cabrito asado al horno de leña. La carne estaba deliciosa y muy tierna. Demasiado aceite vertido sobre el plato para mi gusto pero aun así mi paladar disfrutó de un buen pedazo de carne.

Otra opción muy frecuente entre los comensales de este restaurante es la carne a la piedra. A tener en cuenta la próxima vez.

La media del cubierto sale por 20-25 euros.

Restaurante El Doncel

restaurante_doncel_siguenza

Tres de los platos que degustamos en el restaurante El Doncel de Sigüenza

Hablando con los locales que conocimos por Sigüenza todos coincidían: el mejor restaurante de Sigüenza es El Doncel. Sin dudarlo, hacía ahí nos dirigimos para celebrar con un buen festín nuestra última noche en esta encantadora ciudad medieval.

Lee también:  Viviendo la Ardoaraba 2015 en Vitoria (Parte 2)

Se encuentra en el Paseo de la Alameda 1 ya en la parte nueva de la ciudad. Aun así, son unos escasos 5 o 10 minutos caminando desde el casco viejo de Sigüenza. Al llegar me sorprendió un moderno ordenador táctil que te da la bienvenida en diferentes idiomas, chino incluido, y ofrece imágenes, precios y explicaciones sobre la cocina del restaurante.

El mismo establecimiento es un hotel y restaurante y tienen ofertas de alojamiento, gastronomía e incluso cursos de cocina que pueden combinarse.

Optamos por un menú degustación de unos 50 euros compuesto por una serie de platos. Entre ellos, una cucharada de salmón para empezar, un delicioso carpaccio de trucha, ensalada de perdiz, setas con foie y unas albóndigas de corzo que, aunque deliciosas, acabaron con mi estómago y tuve que dejarme dos o tres porque ya no daba abasto.

El trato en el restaurante a destacar así como pequeños detalles que hacen grande un lugar: ¿habíais visto alguna vez cepillos de diente precintados en los servicios?

eldoncel_servicios_restaurante

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, , , ,
2 Comentarios
  1. JD (@aitor_vca) 25 octubre 2011
  2. Quique 25 octubre 2011