Disturbios en Lhasa

potalaDesde la capital del Tíbet nos llega la noticia de una escalada en las protestas contra la ocupación china. Las tímidas manifestaciones de monjes que se celebraron a principios de semana, al cumplirse los 49 años de un levantamiento popular contra la invasión de 1950 y que el Ejercito Popular reprimió a sangre y fuego hace casi medio siglo, han evolucionado a protestas menos pacíficas.

Tras el arresto de varios monjes en las citadas manifestaciones, cientos de religiosos salieron a la calle para pedir su libertad y fueron dispersados con gases lacrimógenos. La policía acordonó al menos tres monasterios en la capital (Drepun, Sera y Ganden) para evitar nuevas manifestaciones.

En uno de los incidentes posteriores, cuando 300 monjes abandonaban el monasterio de Sera, las fuerzas de seguridad se lo impidieron y al menos uno de ellos fue apaleado hasta caer al suelo.

Ciudadanos de Lhasa parecen haberse unido a la protesta y hay al menos un coche de policia en llamas y el mercado de Tromsikhang en la calle Bakor, un barrio comercial muy frecuentado, habría sido incendiado.

He hecho una rápida investigación en la prensa china oficial on line, obviamente en su versión en inglés, y no he encontrado el menor comentario al respecto. La noticia más destacada en sus portadas es la clausura esta mañana del 11 Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, el órgano de consulta política de mayor rango dentro del aparato comunista.

Si hay algo en lo que destaca la República Popular China es en su férreo control de la información y la censura previa a cualquier noticia, por lo que no sería de extrañar que cuando la prensa oficial se ocupe del tema, lo minimice y culpe al Dalai Lama de incitar a una rebelión, que no tiene visos de prosperar dada la bien nutrida red de espías e informadores chinos y una apabullante presencia militar, que pude comprobar de primera mano hace unos meses, cerca del Lago Nam-Tso, al cruzarme en ocasiones distintas con convoyes de más de un centenar de camiones del ejército.

Actualizaremos la noticia en cuanto nos lleguen más datos.

Via, BBC

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo