Del aeropuerto de Newark a Nueva York

taxis nueva york
Dependiendo del origen de vuestro vuelo y de la aerolínea que os haga cruzar el Atlántico, podéis aterrizar en cualquiera de los tres aeropuertos internacionales que dan servicio a la ciudad de Nueva York: Newark (en Nueva Jersey, al otro lado del río Hudson), La Guardia (al Noroeste del suburbio de Queens) y John F. Kennedy (al sureste también de Queens).

En mi caso, me tocaba aterrizar en Nueva Jersey. Por 449 euros había comprado el billete (vía ebookers) a United Airlines para la ruta Dublín-Londres Heathrow (con Aer Lingus), Londres Heathrow -Newark (con Continental Airlines) y regreso a Dublín (aunque a la vuelta el Londres Heathrow -Dublín lo hiciera con BMI). Uno de esos ejemplos en que se ve en funcionamiento el sistema de códigos compartidos y las alianzas entre aerolíneas. También uno de esos ejemplos en los que se “sufren” los sistemas informáticos de tres compañías distintas: Aer Lingus pudo facturar mi maleta a Estados Unidos pero la tarjeta de embarque del segundo tramo tuve que pedirla en el mostrador de Continental en Heathrow.

Continental es una de esas líneas aéreas que a mí me quitan el sueño. Mi asiento de su Boeing 757-200 estaba equipado con un sistema multimedia individual y me pasé 7 de las 8.30 horas de vuelo viendo películas de reciente estreno y un par de episodios de The Office. Curiosamente todos los carteles a bordo del aparato estaban en inglés y español y la demostración “en caso de emergencia” estaba subtitulada en ambos idiomas, y presentada por el CEO de la compañía. Eso sí, por culpa de los últimos coletazos de una tormenta, la última media hora fue la peor que he pasado nunca en un avión, con una serie ininterrumpida de turbulencias que casi me obligan a utilizar por primera vez en mi vida la bolsa para (los efectos del) mareo.

Tras los “baches en las nubes”, no tuve ningún problema para pasar los controles de aduanas (donde entregué el formulario blanco) e inmigración (donde me bastó entregar el formulario verde, una charla de unos minutos con una agente, dejar digitalmente mis huellas y que me tomaran una fotografía, para que me franquearan la entrada al país). No me tocó sufrir las temidas colas, interrogatorios ni examen del contenido de mi ordenador, y a los pocos minutos recogía mi maleta y me encontraba con mi amiga Alessandra, que había llegado en un vuelo anterior, para abandonar el aeropuerto y dirigirnos a Manhattan.

Lee también:  Mini guías de bolsillo gratuitas

El Aeropuerto Internacional Newark Liberty (en honor a los pasajeros y tripulantes del vuelo United 93 que despegó de allí el 11 de Septiembre), está muy bien comunicado por transporte público con la ciudad de Nueva York, y dos son vuestras principales alternativas por precio y duración del trayecto:

Autobús Airport Express. Cuesta 15 USD el billete sencillo, que se puede comprar a bordo, y sale del nivel inferior al de “Llegadas” de cualquiera de las tres terminales cada 15 minutos durante el día. Funciona las 24 horas aunque tiene menor frecuencia de madrugada. Tarda entre 45 minutos y 1 hora, dependiendo del tráfico, en dejaros en cualquiera de las tres paradas que hace en Manhattan en Bryant Park/5a Avenida, Port Authority Bus Terminal y Grand Central Terminal.

empire state buildingTren Airtrain (interior del aeropuerto) más NJ Transit (exterior del aeropuerto). Un billete, que se puede comprar en las máquinas del aeropuerto, de ida desde vuestra terminal hasta Penn Station en la 7a. Avenida os cuesta 15 USD y es válido durante un año. El Airtrain es un monorail gratuito que conecta las tres terminales del aeropuerto y a su vez éstas con la estación de tren (gestionada por New Jersey Transit) en el exterior (y llegar ahí cuesta 5.50 USD que están incluidos en los 15 que ya habéis pagado). La parada en cada terminal está bien señalizada con carteles que indican Airtrain por todo el aeropuerto. Es importante que no tiréis el billete hasta llegar al destino, pues os lo puede pedir el revisor en cualquier momento. El trayecto, en función de la hora y dependiendo de cuando pase el siguiente tren desde Newark Liberty International Train Station hacia Penn Station, viene a durar unos 30-40 minutos (tres trenes de NJ Transit llegan cada hora a la terminal del aeropuerto todos los días hábiles, de 6 a.m. a 9 p.m; dos trenes llegan cada hora, de 9 p.m. a la medianoche y no se ofrece servicio de 2:30 a.m. a 4:30 a.m. aproximadamente).

Lee también:  Buenos Aires: La capital gay latinoamericana

Aparte de estas dos formas de transporte, existen otras en función de vuestro presupuesto, tiempo disponible, destino o número de viajeros. Podéis ir en helicóptero (desde 150 USD), limusina (desde 50/60 USD), taxi (unos 60 USD), furgoneta/minibús compartido (desde 20 USD) o combinar autobuses de New Jersey con el tren PATH a Manhattan (unos 10 USD y una hora y media de viaje como mínimo).

Como yo iba a coger un autobús en el Madison Square Garden con destino a Washington, D.C., mi primera opción fue el tren. Sin embargo, después de comprar el billete nos enterábamos de que se acababan de suspender todos los servicios de ferrocarril (interrupción motivada por las fuertes lluvias que azotaban la zona). Guardamos los billetes para el viaje de vuelta y nos fuimos al exterior de la terminal a esperar al siguiente Airport Express, que llegó al poco rato y nos dejó 45 minutos después en la parada de Port Authority. Desde allí, sólo nos restaba un paseo de 15 minutos hasta la parada del bus que nos dejaría cuatro horas y media después en D.C.

¡El sábado iba a ser un día muy largo!

Webs aconsejables: Airport Express, Airtrain a/desde Newark y folleto en español (PDF)

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, ,
3 Comentarios
  1. nono 2 septiembre 2010
  2. Edkalel 8 enero 2012
  3. Avistu 11 enero 2012