De marcha por Lima


Me alojé en Pueblo Libre, un tranquilo barrio de Lima relativamente cerca del centro. El hostal se llama Le Roy y es muy recomendable para evitar la inseguridad del centro, especialmente por la noche. El barrio está separado por rejas del exterior y parece un microcosmos en el interior de la bulliciosa Lima. Una doble con baño sale por 35 soles y su precio y relativa distancia al centro merece la pena.

Como no llevaba la mochila encima ni tan siquiera subí a la habitación y nos dirigimos en coche a un pequeño bar con música electrónica de los 80 y 90 en la avenida Sucre en el mismo barrio de Pueblo Libre.

Me inicié en el Pisco (la bebida predilecta de los peruanos) y la cerveza cuzqueña que entra bien helada. Una buena charla con Juan Manuel y Oscar y la música me hicieron olvidar que venía de un vuelo de más de 20 horas y que apenas había dormido en el avión.

Seguimos tomando unas copas más y, sin darnos cuenta, a altas horas de la madrugada nos encontrábamos en una playa de Barranco tomando un buen ceviche mientras amanecía. ¡Menuda bienvenida!

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  Vuelta a Lima y rumbo a Huaraz
Puntúa este artículo
4 Comentarios
  1. Roselyne 12 diciembre 2008
  2. Quique 13 diciembre 2008
  3. Memo 14 enero 2009
  4. Quique 14 enero 2009