De crucero por el Amazonas

Una de mis mejores experiencias cuando estuve de viaje por Sudamérica fue el crucero que me pegué por el Amazonas a bordo del Fernandes II.

La embarcación partía desde Tabatinga, pequeña población brasileña fronteriza con Colombia y con Perú.

Curiosa encruzijada la que forman Tabatinga (Brasil), Santa Rosa (Perú) y Leticia (Colombia) de la que otro día os hablaré con más detalle. Sólo os adelantaré que, estando por allí, fui capaz de desayunar en Perú, trasladarme en canoa hasta Colombia a la hora de comer, y pasear hasta Brasil para disfrutar de una fantástica cena. Todo en un mismo día.

Como os comentaba, diariamente parten embarcaciones desde Tabatinga con destino Manaus, impresionante ciudad que se encuentra en el mismo corazón de la selva amazónica.

El viaje normalmente dura tres días y dos noches, tiempo que pasas mayoritariamente disfrutando del paisaje, conversando con los locales con los que compartes viaje, o tumbado en la hamaca que puedes comprar por un módico precio en cualquiera de las múltiples tiendas que encontrás en Tabatinga.

Existe la posibilidad de pasar las noches en uno de los camarotes privados que se encuentran en el barco, pero si te decides por esa opción el precio se disparará un poco.

Yo personalmente te recomiendo que te compres una hamaca y disfrutes de la brisa, las estrellas, y los misteriosos sonidos de la noche amazónica.

Sin lugar a dudas, este crucero por el Amazonas fue una de las mejores aventuras que guardo en el recuerdo de mi inolvidable viaje de un año alrededor del mundo.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  Aventura inesperada en el Amazonas
Puntúa este artículo
7 Comentarios
  1. JUAN 20 noviembre 2007
  2. Anonymous 30 enero 2009
  3. CaroM 5 mayo 2009
  4. Mariano 6 julio 2009
  5. Martin 8 septiembre 2009
  6. ruby 4 junio 2011
  7. tacho 28 septiembre 2011