De cena y marcha por Malta

malta restaurantesLa noche maltesa nos sorprendió. Al ser temporada media/baja y un destino bien conocido por los jubilados ingleses – no en vano, es país integrante de la Commonwealth y no obtuvo la independencia de Inglaterra hasta 1964 – pensamos que sería un lugar tranquilo donde poder disfrutar de noches reposadas. Pues nada más lejos de la realidad.

La zona donde nos alojamos – St Julian´s, a unos 10 minutos en bus públicos desde la capital Valetta – era la zona de marcha por excelencia de la isla. Para más inri, nuestro apartamento estaba situado justo encima de una de las calles principales de bares, lo que hizo que el sábado por la noche oyéramos la música de los pubs como si los tuviéramos dentro de casa. Mirando el lado positivo, sacas una birrita en la mesa del balcón y no tienes ni que bajar para animarte. La verdad es que a nosotros nos dio igual porque tenemos el sueño pesado y nos levantábamos pronto cada mañana para ir a las playas, con lo cual, por la noche nos daba igual la música, los gritos o lo que fuera.

En esta zona había una mezcla de chavalitos y chavalitas malteses – muchos de ellos no sé si llegarían a los 20 años – con estudiantes de inglés – la mayoría italianos, muy jóvenes también – e ingleses entre los 20 y 30 que se bajan unas semanas de vacaciones al sol. El resultado es un mosaico de discotecas, botellones, pubs irlandeses – o ingleses, que se parecen mucho con pantallas grandes para ver los deportes y mucha vida por las calles.

Lee también:  Robinson Crusoe busca a su chica Viernes

Para un plan algo más relajado, hay multitud de bares y restaurantes por la línea de costa que une Valetta y Sliema o la de Qawra. Incluso en los días entre semana de abril, podrás ver las terrazas medio llenas de gente tomándose su cervecita, helados o pizzas a la luz de los faroles mientras contemplan el tranquilo Mar Mediterráneo.

malta restaurantes

Los precios son bastante asequibles – casi regalados para los ingleses – encontrando pintas de cerveza a 2 euros y poco y pudiendo comer buenísimos platos de cocina italiana por unos 7 u 8 euros. Nosotros os recomendamos Valentino´s y The Avenue que son del mismo dueño y preparan unos increíbles spaguettis de la casa. Algunos de los restaurantes menos turísticos ofrecen también platos típicos de cocina maltesa en los que se nota la influencia anglosajona, ya que se basan en carne, salchichas y patatas. Y si queréis daros un lujo fuera de las típicas hamburguesas y pizzas – hay multitud de garitos que fundamentan su menú en éstas -tenéis el restaurante La Dolce Vita – también en St Julians – que tiene una terraza elevada sobre el mar, una foto del dueño con Brad Pitt y no muestran lista de precios…preparaos para el palo.

La capital, Valetta, también tiene restaurantes tranquilos en las diferentas placitas que encuentras en su precioso casco antiguo.

Es decir, que hay para todos los gustos: tanto marcha loca hasta las tantas de las mañana hasta lugares románticos y tranquilos al lado del mar, pasando por el punto intermedio de bares animados donde tomarte unas cervecitas.

Una época buena para visitar el país e irte de ronda de pueblo en pueblo es el verano, destacado en las guías por ser los meses cuando se dan lugar las distintas festividades de los patrones de las villas, llenando las calles de colorido, calor y el intenso espíritu festivo de las gentes mediterráneas.

Lee también:  Degustando una buena paella alicantina

¿Os venís a Malta o qué?

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, ,
3 Comentarios
  1. Anonymous 17 noviembre 2008
  2. Quique 18 noviembre 2008
  3. Anonymous 18 mayo 2009