¡Los cubanos podrán tener móvil!

cubamovilliberalizacionfidelcastroPues aunque parezca increíble encontrándonos desde hace ya algunos años en el siglo XXI, ¡a los cubanos no se les permitía ser propietarios de un teléfono móvil!

El Gobierno de Raúl Castro acaba de extender a todos los ciudadanos el uso de la telefonía móvil, hasta ahora restringido a extranjeros y funcionarios. Todos los cubanos podrán contratar el servicio, aunque su pago será en divisas, en una medida que tiene como objetivo el desarrollo de la conectividad y nuevos servicios, según el Ejecutivo.
Tal privilegio estaba solamente reservado a extranjeros o funcionarios locales de organismos oficiales. Algunos cubanos, para evitar las trabas de la justicia, optaban por adquirirlo a nombre de un extranjero amigo.

En los próximos días se informará a la población los procedimientos para los cambios de titularidad de los ciudadanos cubanos que hasta la fecha lo han adquirido por vía indirecta y el inicio de los nuevos contratos a las personas naturales cubanas interesadas. Y es que por supuesto las autoridades eran conscientes de que, pese a la prohibición, multitud de ciudadanos habían buscado otras vías para hacerse con un celular, mayoritariamente a través de amigos extranjeros. Lógico, hecha la ley, hecha la trampa. Para mí, una muestra más de las hipocresía con la que viven algunos gobiernos e instituciones aferrándose a creencias o ideologías totalmente obsoletas. ¿Por que se empeñarán en perder el tiempo de una forma tan absurda? ¿Por qué a la mayoría de los dirigentes de nuestras diferentes culturas y civilizaciones no les entra en la ‘mollera’ que su función es la de trabajar para y por el pueblo, y no la de someterlo a propósitos o vanidades personales?

Volviendo a Cuba, me pregunto que demonios deberá estar pensando el ‘bueno’ de Fidel viendo a su hermano desmontando poco a poco el chiringuito que tenía el carismático barbudo en ‘su’ peculiar isla caribeña. Aunque apuesto a que todas estas liberalizaciones forman parte de un plan totalmente preparado bajo la supervisión y la batuta de los dos hermanos Castro. Si es así, no sería más que otra muestra de la hipocresía de la que hablaba un par de líneas más arriba.

Fidel, si me estás leyendo, permíteme que te muestre todo mi respeto por haberte rebelado y revolucionado ante la injusticia y la canallería que imperaba en tu país poco antes de que te hicieras con el poder. Pero déjame que te haga una pregunta a la que no soy capaz de encontrar una respuesta coherente: si sabías que tu pueblo se estaba quedando atrás frente al imparable progreso de la globalización, ¿por qué has tardado tanto en aceptarlo y avanzar junto a tu pueblo?

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo