8 consejos para preparar tu mente para un viaje de vuelta al Mundo

Google +TwitterFacebook
El mundo es muy grande y variado

El mundo es muy grande y variado

Cuando era pequeño y mi madre traía los Danones a casa, iba corriendo, no para comérmelos, sino para abrir los sobre de cromos que traían por aquel entonces. Eran de la serie de dibujos animados de Willy Fog. Sí, esos que el tío Willy era un león, la novia era una especie de leona-gata y el mayordomo Rigodón era un felino que tenía a un ratón por ayudante (menuda incongruencia, ahora que caigo).

Me encantaba esa serie e imagino que el gen del viajero ya había comenzado a despertarse en mí. Tardaría unos 20 años en dar mi primera vuelta al mundo y sentirme como Willy, pero ya no podría parar de viajar.

Un viaje de vuelta al mundo no es una cosa que se deba tomar a la ligera. Eso sí, no me refiero a tomar unos cuantos aviones y rodear el globo en 4 ó 6 semanas (me he encontrado a varios viajeros engreídos que decían, ufanos, que habían dado la vuelta al mundo cuando era éso lo que habían hecho), sino a un viaje de varios meses. Es, sin duda, una gran aventura que debe despertarte la más grande de las emociones, pero también tienes que estar preparado para pasar ciertas penurias y tomar ciertos riesgos.

Aquí os dejo algunos consejos, totalmente subjetivos, que espero os ayuden en vuestra preparación mental de esta experiencia sin igual:

Estar listo para dejar tu rutina actual

Mi playa solitaria de Tayrona, Colombia

Mi playa solitaria de Tayrona, Colombia

Pues sí, esto que puede sonar tan sencillo es, para mucha gente, una barrera importante. Cuando nos hacemos a una rutina, nos acomodamos y no es tan fácil plantearte una vida en la que todo eso se va a desmontar.

El tema se hace mucho más peliagudo cuando hemos sido felices en esa rutina. Tienes un trabajo que quizá no te disguste, deporte entre semana, las cervezas con los amigos o amigas, comida familiar de los domingos, películas de sofá y batamanta, etc.

Pero si, mentalmente, ya has puesto todo eso en la balanza y sigue pesando más el lado de la aventura, no dejes que todas esas seguridades te hagan dudar y vuela.

Estar listo para dejar atrás a tus seres queridos

Bagan, Myanmar

Bagan, Myanmar

Mucho más complicado que dejar la rutina es dejar atrás a las personas que quieres. He conocido a muchos viajeros que han pasado meses separados de sus parejas sólo para cumplir un sueño que llevaban años planeando. De hecho, ha sido mi caso en dos ocasiones. Es un riesgo que se toma y reconozco que no es nada fácil. Hay muchos momentos en los que lo pasarás mal, pero debes pensar si te compensa o no. Una solución a medio camino es la que yo tomé: que tu pareja venga a pasar unas semanas contigo hacia la mitad de tu vuelta al mundo. Así la podrás hacer partícipe de tu proyecto.

Lee:
Un sadhu camino de la salvación a Muktinath

Sin aumento de precio te facilitamos el alquiler de coche con nuestro buscador:

Lo mismo ocurre con la familia y, quizá – ¡o no!-, en un grado menor, con las amistades. Sabes que durante esos meses van a seguir la vida sin ti e, inmersos en sus rutinas, el tiempo pasará muy rápido para ellos. Sin embargo, casi seguro que tú vivirás situaciones en las que les echarás realmente de menos.

Estar abierto a cambios de guión

Un viaje de vuelta al mundo es de todo menos previsible. Desde el momento en que te subes al primer avión, todo puede pasar. Conocerás gente que quizá te haga variar la ruta. Encontrarás lugares que te hipnotizarán y donde pasarás mucho más tiempo del que pensabas. Algún contratiempo natural o de salud te puede hacer estancarte en alguna etapa. O quizá hasta te enamores en ruta, de un lugar o una persona, y nunca más vuelvas a casa.

Tienes que estar abierto a todos estos cambios. Si eres un tipo muy organizado al que le gusta seguir sus planes a rajatabla más vale que cambies antes de salir.

Viajar con la mente abierta hacia otras culturas

Vilanculos en Mozambique

Vilanculos en Mozambique

No conviertas esta aventura en una contrarreloj como la que tuvo que hacer Willy Fog. Bueno, si, como él, te has jugado una fortuna en una apuesta, entonces sí que tiene un pase. ¡Corre y no te pares con nadie!.

Pero como lo más normal es que no sea ese el caso, te recomiendo que viajes con parsimonia y estés en modo “esponja” para absorber todo lo que puedas de la cultura y forma de vida de las gentes que pueblan los países que visites. Quizá tengan mucho que enseñarte y puedas mejorar en muchas facetas personales. Además, conocerás mejor el mundo en el que vives.

Lee:
Consejos prácticos para viajar a Myanmar

Saber que pasarás penurias físicas

Países tropicales, largos desplazamientos en autobuses destartalados, hambre, sudadas de órdago, noches sin dormir, picaduras varias, y, cómo no, alguna cagalera. Si no todas, muchas cosas, y otras, de esta lista estarán esperándote agazapadas en tu viaje. Es normal.

No te hundas a la mínima y piensa que todo pasa y te recuperarás pronto. Algunas situaciones serán algo tediosas pero piensa en todo lo bueno que tiene el viaje, que supera con creces a lo malo.

Tomarlo como una oportunidad para conocerte a tí mismo

tongariro

Tongariro, Nueva Zelanda

Una vuelta al mundo te pondrá a prueba. Te encontrarás ante situaciones totalmente nuevas ante las que no sabes cómo vas a responder. Está bien que viajes con algunos compañeros, amigos, pareja y otros viajeros con los que trabes amistad en ruta, pero te aconsejo que también intentes pasar un tiempo solo. Viajar solo te ayuda a abrirte más a los otros y lo desconocido, pero además te brindará la oportunidad de pasar más tiempo contigo mismo y fijar la mirada en tu interior.

No viajes atado a la tecnología

Personalmente, y a pesar de dedicarme a lo que me dedico, pienso que el tema de la tecnología es una atadura para este tipo de viaje. Está bien que mandes algún whatsapp o email para que en casa todos sepan que estás bien, pero de ahí a sentir la necesidad de que tienes que compartir cada segundo de tu viaje con amigos y seguidores en las redes sociales, hay un trecho. A mí eso me causa un rechazo sin igual.

Esos típicos atardeceres que tanta gente se pierde porque está colgando la foto del sol hundiéndose en el mar en facebook, twitter, instagram, flickr, etc. Es lamentable. Libérate de la tecnología y vive todo intensamente en el momento. Sin distracciones. Ya tendrás tiempo de mandar fotos a todos cuando llegues a casa.

Relájate y disfruta

Lo más fundamental. Haz tus preparativos logísticos y una vez tengas todo listo, relájate y disfruta. Estás a punto de vivir una de las aventuras más grandes de tu vida y tienes que disfrutarlo todo al máximo. ¡Déjate las preocupaciones en casa y sal a exprimir el mundo!

Reserva tu viaje al mejor precio:

Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *