Consejos prácticos para viajar a las Cataratas de Iguazú

Iguazú, Argentina

Aunque no me puedo comparar a muchos grandes viajeros, es cierto que a estas alturas he recorrido bastante mundo. Al menos para alguien de mi generación, como dirían los grandes Gomaespuma. En mis viajes he visitado países remotos y me he maravillado ante bellos paisajes, pero nunca encontré otro como el que contemplé el primer día que me asomé a la Garganta del Diablo de las cataratas de Iguazú.

Es cierto que no he tenido la suerte de contemplar las cataratas Victoria, que se extienden a lo largo de la frontera africana de Zambia y Zimbabwe, pero no son pocos los que me dijeron que no llegan a ser el espectáculo que es Iguazú.

La fuerza del agua es tremenda en un paisaje selvático embrujador. Había sido uno de los lugares a los que soñaba ir desde que lo viera en la magnífica película de La Misión, y cuando lo tuve por fin delante, no me defraudó.

Si queréis disfrutar de una experiencia inolvidable, aquí os dejo unos cuantos consejos prácticos para visitar las cataratas de Iguazú.

Cómo llegar a las cataratas de Iguazú

cataratas-iguazu

Las cataratas de Iguazú se encuentran en la triple frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay. El río Iguazú se manifiesta en todo su esplendor en la región argentina de Misiones y la brasileña de Paraná. Llegar a ellas no es nada fácil si vives en Europa, pero más complicado lo tuvieron los misioneros que salen en la película de La Misión, y lo lograron.

Al haberse convertido en un lugar tan visitado (fue incluido en la lista de las 7 maravillas naturales del mundo) en la actualidad existen dos aeropuertos cercanos a las cataratas, cada uno en un país.

Lee también:  Visita al museo de Pérgamo y la isla de los museos en Berlín

En el lado argentino podrás volar a Puerto Iguazú, a unos 25 km de las cataratas, mientras que en el lado brasileño tendrás que aterrizar en Foz de Iguazú.

No existen vuelos intercontinentales que lleguen directamente a estos lugares, sino que tendrás que pasar, normalmente, por Buenos Aires en Argentina, y Río de Janeiro o Sao Paulo en Brasil.

Si quieres ahorrar algo de dinero y tienes tiempo de sobra para conocer la ruta por carretera, puedes llegar a las cataratas de Iguazú desde Buenos Aires en un viaje en autobús (con asientos muy cómodos) de unas 14 a 17 horas. Porto Alegre es un buen lugar para acercarse por tierra desde Brasil.

Tanto desde Foz como desde Puerto parten cada día autobuses que te llevan al Parque Nacional.

Dónde alojarse para ver las cataratas de Iguazú

Las impresionantes cataratas de Iguazú. Para mí nada gana a esto en el Mundo

Si tu economía te lo permite y estás realizando uno de los viajes de tu vida, el mejor lugar donde puedes alojarte es en el Sheraton Iguazú Resort & Spa, situado dentro del recinto del Parque Nacional de las Cataratas de Iguazú. Lujo y paz (sobre todo cuando se marchan todos los turistas) en un entorno natural inigualable.

Sin embargo, lo normal es que tu bolsillo ya haya recibido un buen hachazo con los vuelos intercontinentales y no esté el horno para muchos bollos más. Entonces tendrás que elegir entre alojarte en Puerto Iguazú o en Foz de Iguazú. Mi recomendación es que lo hagas en la población del lado argentino.

La oferta de alojamiento en Puerto Iguazú es mucho más variada y con mejor relación calidad/precio que su vecina brasileña. Además, la ciudad en sí se siente mucho más viva y tiene una mejor oferta de ocio en forma de restaurantes de todo tipo, bares y una buena vida nocturna.

Lee también:  Visita a Lecce: el secreto mejor guardado de Italia



Booking.com

Ambos lados de la parte visitable de las cataratas de Iguazú, el argentino y el brasileño, son realmente diferentes. Personalmente, me quedo con el argentino pero es cierto que el lado brasuca te permite obtener unas fotos impresionantes de los saltos de agua más espectaculares.

Al entrar en el recinto nos encontraremos con el centro de visitantes y frente a su puerta podremos embarcar en el autobús turístico que recorre parte del parque. Es un paseo corto por un camino asfaltado rodeado de selva. Cuando nos apeamos del autobús de dos pisos nos encontramos con un sendero de algo más de un kilómetro con miradores situados a su derecha. Todos ellos están orientados a las cataratas.

Desde aquí podremos fotografiar la famosa Garganta del Diablo, la Isla de San Martín y podremos ver a los visitantes del lado argentino.

Hay algunos restaurantes y tiendas donde puedes comprar regalos y comida. Eso sí, ten cuidado o te la robarán los monos, lagartos o coatíes que pueblan el área. Están totalmente acostumbrados a la presencia humana.

Visitando el lado argentino de las cataratas de Iguazú

iguazu-cataratas

En este lado de Iguazú podrás caminar, literalmente, sobre las mismísimas cataratas.

El recorrido es mucho más largo que el del lado brasileño y hay un gran entramado de pasarelas que te hace llegar a los mejores saltos de agua. Estas se dividen entre circuito superior e inferior.

El circuito superior tiene casi 1,8 km de pasarelas y se completa aproximadamente en dos horas, yendo tranquilo. Caminando por ellas podrás acceder a los saltos Dos Hermanas, Chico, Ramírez, Bossetti, Adán y Eva y Bernabé Méndez, obteniendo una visión perpendicular de la caída del agua.

Lee también:  Qué ver en Ceuta: al Sur del Sur

Coge el trenecito eléctrico que desemboca en las pasarelas cercanas a la Garganta del Diablo y camina por ellas hasta llegar al mejor lugar de todo el parque. Aquí me quedé embobado durante casi media hora mientras me mojaba el vapor de agua y el estruendo de la catarata lo llenaba todo. Es un espectáculo totalmente hipnotizador.

El circuito inferior es algo más pequeño (1,7 km) y te da una diferente perspectiva. A través de él puedes llegar al embarcadero desde donde se cogen los botes para llegar a la isla de San Martín. Es una sensación única sentarse en su playa rodeado de todos los grandes saltos de agua de Iguazú.

Otras experiencias que no debes perderte en el lado argentino es el Sendero Macuco, que te adentra en la selva mientras un guía te explica los secretos de la fauna y flora de la zona, y la Aventura Náutica, en la que te acercarás al máximo, en una lancha motora, a las caídas de agua.

Sin duda, uno de los rincones más bellos del mundo.

 

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Consejos prácticos para viajar a las Cataratas de Iguazú
4.83 (96.67%) 6 votos

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *