4 trucos para sentarte solo en el avión

Interior Cabina Avión

Interior de la cabina de un avión

Para muchos, ya sea por su corpulencia o por gustos, prefieren ir sentados holgadamente en el avión sin vecinos a ambos lados. Un viaje de largo recorrido puede hacerse insufrible si tienes a un niño dando la paliza durante todo el viaje al lado o a una persona cuyo brazo mide aproximadamente el díámetro de su torax y casi te lo comes con las patatas del menú del avión.

Existen algunos trucos para poder sentarte solo en el avión si así lo deseas. Solamente hay que ser un poco pillo y seguir alguno de los consejos para viajar con espacio libre en el avión que exponemos a continuación. No obstante, aunque los sigáis tampoco os asegura que podáis conseguirlo. De todas maneras, siempre merece la pena intentarlo:

Operación retaguardia

asiento-avion-300x199Si tienes derecho a escoger tu asiento, reserva en la parte trasera del avión. Normalmente los primeros asientos son los que se piden antes ya que la gente prefiere salir lo más antes posible del avión. Así que es posible que en la parte trasera existan algunos asientos libres y puedas escoger una fila libre solo para ti.

Operación resorte

Otra posibilidad es reservar un asiento en cualquier zona del pasillo y ponerte en alerta. Esta zona es clave dentro del avión ya que te permitirá moverte con facilidad en el momento preciso. Estate atento al momento en que la azafata anuncie que las puertas del avión se han cerrado. Eso indica que ya no entrará más gente en el avión así que es el momento de quitarte el cinturón y saltar a algún lugar que veas libre.

Lee también:  Las aerolíneas cobran más dinero por reservar los asientos de emergencia

No te preocupes por la azafata, no pidas permiso, simplemente hazlo rápido. No van a decirte nada.

Operación a cuatro manos

Si vas en pareja reservad un asiento en la ventana y otro en el pasillo de la misma fila. Es muy raro que alguien que vaya solo escoja el asiento del medio.

Operación halcón

Olvídate del asiento que has reservado si es que lo has hecho. Súbete el último al avión y quédate de pie junto a los baños traseros hasta que todos los pasajeros estén dentro. Te encuentras en la atalaya perfecta. De esta manera tendrás una visión general de la cabina. Si van quedando huecos, es buena idea dejar alguna revista o jersey hasta elegir el sitio final. Este método me ha permitido pegarme vuelos transoceánicos con tres asientos para mi solito. ¡Mejor que en primera!

Y tú, ¿tienes algún truco más para viajar holgado en el avión?

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
5 Comentarios
  1. Marta 27 octubre 2014
  2. Quique 28 octubre 2014
  3. Roberto 29 octubre 2014
  4. Roberto 29 octubre 2014

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *