Cómo administrar tu dinero para un largo viaje

Cuando preparas un largo viaje una de las dudas que te viene a la cabeza es: ¿Cuál es la mejor opción para administrar mi dinero? ¿Tiro de la visa?, ¿me llevo unos euros y los voy cambiando por el camino?, ¿solicito unos cheques de viaje?…

Las comisiones de cheques de viaje por experiencia no suelen ser más bajas que la comisión que te quita un banco por utilizar la visa en un cajero o por el cambio de divisa. Ambas tienden a moverse entre el 3 y el 6 por ciento. Así que respirad tranquilos porque al fin y al cabo el gol os lo van a meter de todas maneras. La raza banquera no entiende de nacionalidades, o ¿qué os pensabais?

En casi todos los cajeros del mundo no tendréis ningún problema en utilizar tarjetas de crédito como de débito y aceptarán con gusto vuestros cheques de viaje por una comisión similar. Hoy en día cuesta encontrar una ciudad del mundo donde no exista un cajero y ni mucho menos un banco. Ya sabéis, si vais a lugares interiores controlar el presupuesto que vais a gastaros antes de salir de la ciudad.

Uno de esos mini-monederos que se utilizan a modo de cinturón bajo los pantalones es ideal para combinar divisas y guardar el dinero tanto de día como de noche.

Ocurre raramente pero en algunas ciudades asiáticas o sudamericanas no vais a encontrar cajeros pero sí bancos. Es posible que únicamente podáis sacar dinero con una visa a crédito. La electrón ni se la miran, al menos en Vietnam.

Un consejo de bastante utilidad: Es recomendable ir por la vida con 40 o 50 dólares bajo el bolsillo. Dólares. En países en desarrollo no le tienen todavía demasiado aprecio al euro y a veces te lo cambian por lo que vale el dólar.
La razón es muy sencilla: Es habitual encontrar usureros en los puestos fronterizos donde el cambio es desorbitado. Y ya sabéis: país nuevo, divisa nueva. Así que no tenéis más remedio que cambiar o dormir a la intemperie. Por eso va bien llevar consigo 4 o 5 billetes de 10 dólares para cambiar en esas situaciones y nos sirven para aguantar un día y poder cambiar o sacar dinero más relajadamente en otro lugar.

Un apunte evidente pero muy importante: Tanto si utilizáis tarjeta o cheque, apuntaros los números y escondedlos en un lugar distinto por si las moscas.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Cómo administrar tu dinero para un largo viaje
2.6 (52%) 5 votos
9 Comentarios
  1. noel delMar 29 septiembre 2011
  2. Quique 29 septiembre 2011
  3. Tomas 30 abril 2013
  4. Tomas 30 abril 2013
  5. Tomas 30 abril 2013
  6. Tomas 30 abril 2013
  7. Silvana 5 mayo 2013
  8. Quique 6 mayo 2013
  9. mikel 21 mayo 2013