Comidas exóticas en tus viajes

comidas-exotica-viajes

El otro día una amiga de Madrid me contaba que se marcha a Tailandia en breve. Le expliqué mis experiencias por el sudeste asiático y se me hizo la boca agua recordando los currys y los laksas que me zampaba por la zona. Cuando ya podía incluso oler los noodles y las especies, mi amiga me comenta: “yo, por si acaso, me llevaré un poco de jamón serrano envasado al vacío, porque a saber lo que me dan de comer por allí…” Esta es la cara que se me quedó:

serpiente

Yo soy de los que intenta probar cualquiera de los platos típicos de los países por los que viajo, ya sean éstos preparados a base de serpiente, piraña o cocodrilo. La premisa es sencilla: sí aquí lo comen y les gusta, por algo será.

Estando en Tailandia y en Camboya tuve la oportunidad de probar un sinfín de insectos que jamás soñé llegaría a degustar. Escarabajo frito o grillo a la brasa son dos suculentas especialidades que me recordaron bastante a los langostinos al ajillo o las gambas al pil pil.

Aranas-camboya

En Sudamérica la dieta es bastante más parecida a la que tenemos los europeos, aunque durante mi estancia en el Pantanal de Brasil me pegué más de un festín comiendo piraña. De hecho, si te sumerges en las entrañas amazónicas serás capaz de pescarlas tú mismo para posteriormente meterlas en la sartén y zampártelas como si de un mini lenguado se tratara.

Eso sí, estos peces descuartizadores dan por saco hasta una vez cocinados. La cantidad de espinas que encontrarás comiendo piraña son un buen recordatorio del peligro que tiene enfrentarte a ellas, sea cuando están vivas o cuando han pasado ya por la parrilla.

Lee también:  Comer en Toledo: cordero asado en La Abadia

Australia es otro país en el que tendrás la oportunidad de probar manjares difíciles de encontrar en tu mercado habitual. La carne de canguro no está nada mal, bastante parecida a la ternera, aunque tal vez hasta un poco más tierna.

La carne de emú me recordó bastante al pavo. Teniendo en cuenta que el emú es una especie de ave que podría ser un cruce entre el avestruz y el pavo real, entiendo que sea lógico que el sabor de su carne me recordara al pavo.

Eso sí, mi plato favorito durante la temporada que pasé en Australia fue la Pizza de Cocodrilo. Tierna, sabrosa, deliciosa, la carne de cocodrilo, muy al contrario de lo que creía antes de probarla, me fascinó por completo y se convirtió en uno de mis comidas preferidas.

Ya lo ves, grillos, escarabajos, canguros, pirañas o cocodrilos, al final todas las especies de este planeta estamos aquí para devorarnos los unos a los otros y así permitir que fluya el ciclo de la vida, ¿no?.

Por curiosidad, permíteme que te haga una pregunta: ¿cuál es la comida más extraña que has probado en tu vida?.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
8 Comentarios
  1. Gildo Kaldorana 16 diciembre 2011
  2. Sergi 17 diciembre 2011
  3. xixerone 19 diciembre 2011
  4. Purkinje (mapaygps) 19 diciembre 2011
  5. JAAC (@SltCnmg) 20 diciembre 2011
  6. Amazon Explorer 13 abril 2012
  7. ANA 10 diciembre 2012
  8. Sergi 30 diciembre 2012