Comeragh Mountains: Travesía por la Irlanda profunda


El circo y el impresionante lago de Coumshingaun, se encuentra bajo la planicie creada por las montañas de Comeragh -cerca de la población de Carrick-on-Suir en el condado de Tipperary- y se trata de un ejemplo de perfecta geometría. Su paredes cubiertas de musgo son jugosas para escaladores y su belleza junto la del lago recuerda historias remotas de espadas, hadas y demás leyendas medievales.
Sin duda, es un tesoro escondido en Irlanda que muy poca gente conoce. Esto no solo incluye a viajeros sino a autóctonos de la zona. Merece enormemente realizar la actividad senderista que relato a continuación.

Distancia recorrida 12.5km
Desnivel acumulado 732m desnivel
Tiempo aproximado 5:30 horas

Salimos del parking de las cascadas de Mahon y subimos directamente por la ladera de la montaña en dura ascensión sin árboles hasta los 668 metros de la montaña Comeragh.

Intentad evitar la zona de complicado caminar por el barro alrededor del inicio de la cascada y dirigiros hacia el oeste en dirección a Coumfea. Una vez aquí ya nos encontramos en la planicie creada por las montañas de Comeragh. La vista abajo hacia los dos lagos de Coumalocha vale la pena.

Desde aquí id hacia el norte hasta el punto de 744 metros y continuad en dirección norte hasta el punto 730 metros por encima de los lagos Sgilloge.

Os encontráis en una extensa planicie rodeada de precipicios con lagos en casi todos los ángulos. Se trata de un lugar bien curioso y con vistas panorámicas de la comarca impresionantes.

Dirigios hacia el este a través de la planicie hasta encontrar un hito encima de los lagos de Coum Iarthar y después hacia el sur hasta encontrar un pequeño hito al punto 792 metros en Fascoum.

Lee también:  Las 10 mejores cosas que ver en Nueva Zelanda

Id en dirección este hasta encontrar Coumshingaun. Desde aquí veremos a nuestros pies el maravilloso circo y su lago. Ir en dirección sur descendiendo por la parte norte del circo hasta llegar al río y contemplar el fantástico circo desde sus pies.
Desde ahí, bordead las montañas desde la parte inferior de la planicie. El camine aparece y desaparece y la maleza cree en ciertas zonas y complica el sendero. Seguir bordeando hasta llegar a las cascadas de Mahon.

Alternativamente podemos escalar la cascada en el inicio de la excursión. Esta zona tiene todo tipo de niveles de escalada.

Alternativamente la vuelta desde el lago al parking de la cascada lo podemos hacer por carretera bajando hasta un parking a 30 minutos en dirección sureste del lago. Esta opción es un poco más aburrida pero nos evitamos dos horas de luchar contra la maleza.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, ,