Comer en Santander: nuestras rabas y pinchos favoritos

santander-bahia

Vista de la bahía desde el Palacio de la Magdalena

Cantabria infinita. Ese fue uno de los lemas de promoción turística más acertados y que mas han calado en la gente de Cantabria, y lo entendemos perfectamente porque la realidad es que es así.

Gracias al blogtrip organizado por Turismo de Cantabria y que habéis podido seguir en nuestro Twitter bajo el hastag #DegustaCantabria hemos descubierto una cantidad asombrosa de cosas que os vamos a contar ahora mismo.

Empecemos por la capital de Cantabria: la hermosa y muy marinera ciudad de Santander. Una ciudad con un litoral marítimo privilegiado, el mar se ve, se huele y se disfruta desde casi cualquier rincón de la ciudad ya que la bahía (la más hermosa del mundo, en palabras de un gran viajero como Manu Leguineche) y sus ¡12 playas! es omnipresente.

Vermut

Vermut Mariano. Acompañamiento ideal para unas rabas

Rodeados de tanto mar ¿qué es lo que se puede comer en Santander? pues pescado, qué si no. De hecho la cocina clásica -y a la de vanguardia en cierto modo también, como luego veremos- tiene en toda Cantabria una especial predilección por todo lo que viene del mar aunque hay un producto que se ha convertido por tradición calidad y costumbre en el emblema gastronómico del Santander más popular: las rabas.

Qué son las rabas

Las rabas son tiras de calamar enharinadas y fritas que puedes encontrar casi en cualquier bar de la ciudad servidas como tapa o ración, a precios variables pero siempre económicos. Con o sin limón (eso ya depende de gustos) son un plato rico, muy rico, en el que cada bar se luce a su manera con pequeñas diferencias y matices pero siempre con un denominador común: producto muy fresco y fritura con muy poca grasa.

Lee también:  Degustando ostras del mediterráneo en Leucate

Rabas y vermut en Bar Cos

Rabas

Rabas del Bar Cos. Un lujazo para todos los bolsillos.

De los locales que conocimos y que pudimos probar con ganas nos quedaremos con el Bar Cos (c/Calderón de la Barca 11) local de aspecto moderno pero de larga trayectoria, ideal para tomar un vermut de alguna de las marcas que se producen en Cantabria como el Vermut Mariano y disfrutar del ambiente del mediodía.

De rabas y maricso en la Taberna La Radio

tomates

Tomates de Isla en Taberna La Radio (los últimos de la temporada)

Otra versión de las rabas muy popular en Santander es la que hacen en la Taberna La Radio (Avda. General Dávila, 103) con cebolla frita, un estilo completamente distinto al Bar Cos pero igualmente rico. Os retamos a que probéis las dos y nos hagáis un comentario.

rabas

Rabas con cebolla de Taberna La Radio

La Taberna La Radio vale mucho la pena, no sólo por sus originales rabas (la cebolla le aporta un punto de dulzor que contrasta muy bien con el rebozado) si no por todo el pescado y marisco que trajinan en sus cocinas y que puedes ver nada mas entrar en el local. De ambiente distendido, popular y alejado del circuito más turístico es una opción inmejorable para dejarse aconsejar por los camareros o simplemente pedir a capricho lo que el apetito nos sugiera.

Bar Gelín, un clásico

Otro clásico de la ciudad, quizás el más famoso es el Bar Gelín (C/Vargas, 29) y aunque no tuvimos la ocasión de visitarlo nos gustaría incluirlo porque todo el mundo con el que hablamos en Santander así nos lo sugirió. Ahora os toca a vosotros dar vuestra opinión ¿es tan bueno como dicen?

Lee también:  Dónde comer y dormir en la comarca de Uribe

Los pinchos de Casa Lita

Casa

Pincho caliente de Casa Lita (imagen gentileza del local)

Pero si ya os habéis cansado de las rabas ¿qué tal unos pinchos de los buenos? porque en Santander los hay en abundancia, y dada su proximidad al País Vasco y la pasión fervorosa de los nativos por el buen producto no es extraño que Casa Lita arrase. No es habitual que un ex estrella Michelín como Joseba Guijarro esté al mando de un proyecto en apariencia tan sencillo(local con aspecto de taberna rústica, nada ostentoso y muy bien ubicado) pero en Santander y en pleno Paseo Pereda ha sucedido así que ¡aprovechemos la ocasión! cientos de pinchos muy bien elaborados, personal simpático y precios contenidos, la receta para el éxito. De imprescindible visita.

Pero la gastronomía cántabra y la de Santander en particular no termina en las rabas o en los pinchos. Existe un mundo de quesos, de carnes de montaña, de mantequillas golosas de dulces tradicionales, de cocineros que experimentan con las “hierbas marinas” y rematan su refinado trabajo delante de los comensales… como bien dice el eslogan “Cantabria Infinita” y os lo vamos a mostrar en los siguientes posts.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
,
Una respuesta
  1. Viajes Sada | vuelos baratos 22 noviembre 2014

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *