Comer en el interior de Castellón: la comarca del Alto Palancia

Hoy vamos a hablar de unos cuantos magníficos restaurantes de la comarca castellonense del Alto Palancia.

Gracias al blogtrip #AceiteCastellón del pasado mes de Noviembre tuvimos la oportunidad de descubrir a una zona poco explotada turísticamente y en la que la tradición gastronómica local y la veneración por el producto se encuentran con las modernas técnicas de cocina para hacernos disfrutar a todos los que nos gusta la buena mesa. Hablamos del interior de Castellón en la comarca del Alto Palancia.

Muralla de Segorbe

Muralla de Segorbe

Donde comer en Segorbe

Empezamos nuestro recorrido en Segorbe, capital de la comarca a la que el río Palancia -que nace en Aragón y desemboca en Sagunt- da nombre. Ciudad más que milenaria habitada ya en la época visigótica es famosa fundamentalmente por dos cosas: fabricar el 70% de todos los bastones, garrotes y varas de mando que se producen en España y acoger la celebración de una colosal fiesta declarada de Interés Turístico Internacional, la Entrada de Toros y Caballos.

Más de 500 años de historia para una celebración incruenta en la que todo el pueblo participa la segunda semana de Septiembre. La tradición consiste en un grupo de jinetes (llamados caballistas) que conduce un pequeño rebaño de toros bravos desde casi un kilómetro hasta llegar a las calles del pueblo donde la gente forma una barrera natural, sin vallas protectoras, que se abre y se cierra a medida que van pasando los animales. Una fiesta emocionante y muy estética que por si sola justifica una visita a Segorbe. No os perdáis el Centro de Interpretación dedicado a esta fiesta.

En Segorbe pudimos disfrutar en el restaurante María de Luna del hotel Martín el Humano (una excelente opción de alojamiento en un edificio del s. XVIII elegantemente recuperado) de un menú cuyo hilo conductor era en espléndido aceite de oliva virgen extra que se produce en esa comarca.

Pescado de anzuelo, arroz con anguila y postre.

Pescado de anzuelo, arroz con anguila y postre.

Pomodoro del Alto Palancia; gamba roja y mayonesa de sus corales; yema curada, habitas panceta en aceite y caldo de jamón; arroz de anguila emulsionado y virutas de setas; pescado de anzuelo sorbete de aceite y verduritas; presa ibérica ahumada, aceituna y aceite etéreo y de postre pan con chocolate. Técnicamente muy bien ejecutado (especialmente el sorbete de aceite) unos puntos de cocción clavados  (como en las gambas o el arroz) e ingredientes lo mas locales posible junto a la presencia constante pero muy medida del aceite como guía de todo el menú hacen de la cocina de Javier Simón una opción muy aconsejable.

Lee también:  Comer en Santander: nuestras rabas y pinchos favoritos
Restaurante María de Luna
Ubicación:
Calle Fray Bonifacio Ferrer, 7, Segorbe

Web oficial del hotel-restaurante

Navajas, Jérica y Viver

Otros atractivo de la comarca del Alto Palancia son el pequeño pueblo de Navajas y el casco histórico de Jérica y su Torre Mudéjar de La Alcudia, ambos al noroeste de Segorbe.

Detalle de la torre de Alcudia

Detalle de la torre de Alcudia

Con una impresionante colección de mansiones y casas de veraneo de la alta burguesía valenciana construidas entre finales del XIX deliciosamente afrancesadas y rodeadas de espléndidos jardines, Navajas esconde también una sorpresa natural, el Salto de la Novia -una potente cascada de más de 30 metros de altura y elegida en 2014 “Mejor Rincón de España” por la Guía Repsol- que toma su nombre de una leyenda local sobre dos desgraciados enamorados.

A la hora de disfrutar gastronómicamente os recomendamos el restaurante Thalassa en Viver justo al ladito de Jérica. Local pequeño y acogedor, moderno y confortable, la propuesta de Vicente Bueno y Carmen Pérez en formato menú del día, menú Thalassa o menú degustación es un festival de frescura y devoción por el producto local.

Crema de calabaza

Crema de calabaza

Bacalao confitado

Bacalao confitado

Con productos de su pequeña huerta propia como la crema de calabaza recién arrancada del bancal, tierra de aceitunas y pelotas de almendra que probamos, sin duda exquisita. Asimismo, con su sana obsesión por la cercanía y la estacionalidad de todos los elementos que componen el plato casi podemos garantizar vuestro disfrute. Coca de romero, morcilla y setas silvestres (la masa de la coca simplemente perfecta) conejo de corral confitado con hierbabuena y piñones (con un punto perfecto de cocción, casi meloso) bacalao con puré de garbanzos y tomillo con ajo-aceite de patata (combinación ganadora) son algunos de los platos que probamos.

Lee también:  El vino kosher: cómo se produce

Probablemente en vuestra visita el menú habrá cambiado en función de la estación de año en la que vayáis, de lo que haya madurado en la mata esa misma mañana o de lo que a Vicente se le haya ocurrido. En cualquier caso, la técnica, la honestidad y el cariño estarán presentes en cada plato.

Restaurante Thalassa
Ubicación:
C/ Cazadores, 3 Viver

Web del restaurante Thalassa 

Donde comer en Castellnovo

A pocos minutos de Segorbe, en Castellnovo tenemos otro restaurante con una cocina muy bien ejecutada, con un punto de riesgo y unas presentaciones muy elegantes servida en un entorno que por comodidad y ambiente (está en una fabulosa masía del s. XVIII decorada con auténticas antigüedades asiáticas) merece una visita. Se llama Masía Durbá y su bacalao al horno con sofrito de tomate, ciruelas y ajoaceite, el conejo confitado en aceite de oliva sobre risotto de boletus o la reinterpetación de la Olla Segorbina junto a su  menestra de verduras con salsa de cava y queso de la Sierra de Espadán te dejarán sin palabras.

Ravioli de gambas, menestra, Olla Segorbina y otras delicias de Masía Durbá.

Ravioli de gambas, menestra, Olla Segorbina y otras delicias de Masía Durbá.

Masia Durbá
Ubicación:
Carretera Geldo-Castellnovo km 1

Web de la Masía Durbá

Donde comer en Altura

Otra opción tremendamente recomendable por su eclecticismo es La Farola. La Farola es realmente una cocina de Altura, tanto por la calidad… como por encontrarse en el pueblo del mismo nombre.

Pulpo 2.0

Pulpo 2.0

Lo que mejor define a este restaurante son sus cocineros, María Adrián y José Vicente, creadores de la #cocina4manos. Un estilo desenfadado pero respetuoso con el producto con guiños divertidos como los entrantes (“galletas” Oreo, cortezas de la casa) platos clasiquísimos con un toque de ironía (pulpo 2.0) junto a técnicas de cocción impecables como la de su paletilla del cordero del Alto Palancia.

Paletilla de cordero del Alto Palancia

Paletilla de cordero del Alto Palancia

Y por supuesto la presencia del aceite de la zona en forma de simpáticas gominolas para disfrutar después de la comida. Lujos asequibles.

Lee también:  Donde comer las mejores tapas en Jerez de la Frontera

Y además también tenéis la platos más tradicionales como los arroces, excelentes carnes de cerdo y ternera o incluso obras maestras de la sencillez como ensaladilla rusa o cremas de verduras.

Gominolas de aceite, otros petit fours y humildes aceitunas maceradas durante un año.

Gominolas de aceite, otros petit fours y humildes aceitunas maceradas durante un año.

La Farola
Ubicación:
Calle Agustin Sebastian, 4 Altura

Web del restaurante La Farola
Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, , ,
Una respuesta
  1. Albert 13 febrero 2015

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *