Ruta senderista por los Cingles de Bertí

Google +TwitterFacebook
Panorama de los Cingles de Bertí

Panorama de los Cingles de Bertí

No hay nada como tomarse un día libre a media semana y disfrutar de una escapada por la montaña. En esta ocasión no disponía de coche y eché un vistazo a las posibilidades que me ofrecía el transporte público desde Barcelona para una salida cercana a la naturaleza. Eché la suerte al aire y el premio se lo llevó la línea de cercanías R3 con destino a Puigcerdá y con parada el La Garriga donde me esperaba a un lado el macizo del Montseny y por el otro los Cingles de Bertí -en catalán, los riscos o barrancos de Bertí-.

Tardé casi una hora en llegar en tren a La Garriga desde el centro de Barcelona. Esta línea ferroviaria fue una de las primeras en instalarse en la península y necesitaría una buena inversión en su infraestructura. De hecho dicen que para el cubrir el trayecto entero hasta Puigcerdá hoy en día se tarda más que hace cien años.

Aun así, en apenas una hora me encontraba en plena naturaleza, bajo un sol espléndido y dispuesto a disfrutar de una jornada senderista por un enclave al que le tenía muchas ganas. A lo largo de los Cingles de Bertí existe un pequeño recorrido circular marcado con el nombre de PR-C33 que cubre la distancia entre La Garriga, El Santuario de Puiggraciós, los Cingles de Bertí, el collado de Pedradreta, la población de Figaró y finalmente vuelta a La Garriga por la vertiente del Montseny. En total son 30 kilómetros de los que hice los 20 primeros finalizando mi ruta en Figaró donde existe un apeadero de tren para volver a Barcelona. Es necesario llevar encima el mapa de Alpina correspondiente a la zona de los Cingles de Bertí.

Siguiendo el GR5 por los Cingles de Bertí

Siguiendo el GR5 por los Cingles de Bertí

El recorrido se inicia en el Pont de la Doma, en la zona sudeste de La Garriga. Tras tomarme mi primer cortado de rigor en la plaza del Ayuntamiento me acerqué al lugar, crucé bajo un puente la carretera nacional y emprendimos la ruta por una pista forestal amplia y con un leve ascenso que nos llevó al interior de los bosques cercanos a Bertí.

El recorrido PR-C33 ofrece marcas amarillas y blancas. No obstante, hay que andarse con cuidado ya que en algunos tramos no está debidamente señalizado. Tuve ciertos apuros para llegar al Santuario de Puiggraciós pues existen varias ramificaciones del camino principal. Finalmente di con un camino que me llevó a la masia de Can Miquel y de ahí volví atrás para dar con la pista principal que nos deja al Santuario de Puigpedrós.

El Santuario y torre de Puiggraciós

La Torre de Puiggraciós

La Torre de Puiggraciós

El santuario se levanta en un contrafuerte a una altura de casi 700 metros con privilegiadas vistas a la vertiente del Montseny donde podremos admirar el Matagalls, uno de los tres grandes picos del parque natural. Asimismo, contemplaremos la sierra del Corredor Montnegre e incluso claramente divisamos la costa mediterránea. Sin duda, frente a la torre de Puiggraciós podremos disfrutar de una parada y retomar fuerzas tras esta primera etapa de la jornada.

Lee:
14 Consejos básicos para hacer trekking en el Annapurna

El santuario se levantó a principios del siglo XVIII en motivo del descubrimiento de una imagen de la Virgen María y algunos recordarán el entorno agreste de la zona a través de la novela modernista Els sots ferèstecs de Raimon Casellas. Durante la Guerra Civil Española el santuario terminó en llamas y su valorado retablo barroco destruido. A partir de los años cincuenta se reconstruyó y hoy en día una comunidad de monjas benedictinas cuidan del santuario.

Vistas al Montseny desde La Trona

Vistas al Montseny desde La Trona

Cingles de Bertí y la Trona

Siguiendo las marcas del sendero PR-C33 llegamos a la zona alta del risco. En primer lugar obtenemos unas vistas preciosas al siguiente parque natural en dirección al este con el perfil de Sant Llorenç de Munt. Hacia el sur tenemos vistas al Vallés hasta llegar a Collserola con la torre de telecomunicaciones brillando al horizonte.

Vistas a la Trona en el corazón de los Cingles de Bertí

Vistas a la Trona en el corazón de los Cingles de Bertí

El PR-C33 realiza en este momento una vuelta circular alejándose de la zona de barrancos y se desplaza hasta la población de Bertí. En este caso opté por desviarme y me acerqué a los riscos. Existe un camino con marcas de color azul que empieza en Grau de Montmany y sigue la paralela del precipicio hasta empalmar con el camino principal nuevamente. Aunque el pequeño sendero no llega a ofrecer una sensación aérea disfrutaremos de unas buenas vistas hacia el oeste y panorámicas intermitentes de los riscos donde estamos encaramados.

Los Cingles de Bertí desde la parte baja de La Trona

Los Cingles de Bertí desde la parte baja de La Trona

Al terminar el sendero marcado en azul nos unimos al GR5. Desde el camino disfrutaremos de las vistas a la Trona. Su imponente presencia frente a los barrancos de Bertí ofrece una panorámica muy fotogénica. Tal y como su nombre indica es un mirador estupendo de la zona y bien podría ser la trona perfecta para un gigante bebé y contemplar el vasto paisaje que le rodea.

En poco minutos llegaremos a un cruce donde se enlazan el GR5 y el PR-C33. En apenas unos centenares de pasos se separan nuevamente y nosotros volveremos a retomar el sendero del PR-C33 que se interna por los riscos en dirección al Figaró. Conviene en un momento dado salir del camino principal y encaramaros a la Trona. No está señalizado pero no os será fácil encontrar el desvío que apenas en un minuto nos deja a lo alto de la Trona y podremos contemplar la magnitud del parque natural sobre el valle del Sot del Bac. Sin duda, es el lugar privilegiado de toda el area para hacer nuestro picnic tranquilamente. Sus paredes son especialmente queridas por los escaladores y es probable que os encontréis con alguno.

Vistas al Corredor Montnegre y al Meditarráneo desde La Trona

Vistas al Corredor Montnegre y al Meditarráneo desde La Trona

Collado de Pedradreta y llegada a Figaró

Volvemos al camino PR-C33 que descenderá paulatinamente a modo de zig zag hasta llegar al collado de Pedradreta. El topónimo de este lugar procede de un antiguo dolmen que daba nombre a la zona pero que hoy en día ha desaparecido. En esta zona volví nuevamente a tener problemas para seguir las marcas del PR. El camino se bifurca y se desplaza hacia la derecha justo antes de ascender el repechón hasta Pedradreta. No subáis, en su lugar, girad a la derecha junto antes del cambio de desnivel y unos centenares de metros más adelante volveréis a ver las marcas amarilla y blanca.

Otoño en los Cingles de Bertí

Otoño en los Cingles de Bertí

El pequeño sendero se va cruzando de vez en cuando con una pista forestal principal hasta que llegamos a unos saltos de agua con vistas aéreas a las solemnes esculturas de piedra que el río va dejando a ambos lados. Unos pocos metros más adelante encontramos unas cuevas que dieron refugio a unos cuantos fugitivos durante la Guerra Civil española.

Cuevas por el camino en dirección al Puig de Pedradreta

Cuevas por el camino en dirección al Puig de Pedradreta

Seguimos descendiendo y pronto empezamos a escuchar el ruido de los coches de la carretera nacional que une Vic con Barcelona. Pocos metros más adelante llegaremos a la población de Figaró y a la estación de tren que da punto y final a esta fantástica excursión de 20 kilómetros. En total tardé unas 5 horas incluyendo todo tipo de paradas y reculando un par o tres de veces para coger el camino correctamente.

Lee:
Serralada Litoral: el dolmen de la Roca d'en Toni

No todos los trenes de cercanía estacionan en el apeadero de Figaró. Es conveniente echar un vistazo a los horarios para planear bien la vuelta. En mi caso al llegar a la estación el siguiente tren pasaba una hora y media más tarde. Me armé de paciencia y me fui a pasear por el pueblo para tomarme un café y repasar las estupendas fotos de la jornada senderista.

Galería de imágenes

Ruta completa del PR-C33 de La Garriga por los Cingles de Bertí

Reserva tu viaje al mejor precio:

Ruta senderista por los Cingles de Bertí
5 (100%) 1 voto
, ,
Google + Twitter Facebook
2 Comentarios
  1. Alfons 3 febrero 2016
  2. Quique 10 febrero 2016

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *