La vistosa ceremonia del cambio de la Guardia Presidencial de Ecuador en Quito

Ceremonia del Cambio de la Guardia Presidencial, Quito, Ecuador

Ceremonia del Cambio de la Guardia Presidencial, Quito, Ecuador

En tiempo de paz, el máximo honor que se le puede conceder a un militar es encomendarle la protección de la más alta autoridad de su país. En Ecuador, la sede de la Presidencia de la República y su Presidente son custodiados por los “Granaderos de Tarqui”. Cada lunes, a las 11 de la mañana, en una ceremonia pública que atrae por igual a ecuatorianos y turistas, este destacamento realiza la ceremonia del cambio de guardia vestidos con el mismo colorido uniforme con que sentaron la base de la independencia de Ecuador.

En las batallas que se habían librado desde 1812, tuvieron especial desempeño los “Granaderos” que formaban parte de los Escuadrones de Caballería que se integraban en el Ejército Patriota que había diseñado el Libertador Simón Bolivar. Estos se vieron unidos también a otra gran figura de la independencia, el Mariscal José Antonio de Sucre.

Era el año 1822 y por las colonias españolas de América corría la sangre, ardía la pólvora y Ecuador estaba a punto de conocer una nueva etapa en su historia. Las tropas realistas (provenientes de la metrópoli, en la lejana Europa) combatían en diversos frentes contra los independentistas (militares coloniales, intelectuales, patriotas de distinto bolsillo y oficio) que se habían levantado en armas contra España.

En lo que es hoy Ecuador, la batalla decisiva se libraría a las puertas de la capital, Quito, en el inhóspito y duro terreno de las faldas del volcán Cotopaxi, a más de 3.000 m de altitud. Después de duros combates, y merced a la inesperada y decisiva intervención de un batallón de voluntarios británicos que servían a la causa independentista, el general venezolano Antonio José de Sucre derrotaba el 24 de Mayo a las tropas españolas.

Caido Quito, caería Ecuador.

Ceremonia del Cambio de la Guardia Presidencial, Quito, Ecuador

Lee también:  Vida nocturna en Quito

Pero el nacimiento de un país está regado de sangre también entre vecinos. En 1829 en la zona de Tarqui se enfrentaron tropas de Ecuador (entonces parte de la Gran Colombia) y de la invasora Perú, que fue derrotada. De su participación en aquellos lances viene el nombre de “Granaderos de Tarqui” para estas tropas de Caballería.

El propio Simón Bolívar reconoció su valor haciendo de esta unidad su guardia personal, desempeño en el que se mantuvieron durante ocho años. Algo más de cien años después, en 1952 el Gobierno de la época recuperó esa función y desde entonces se encargan, además, de proteger al Vicepresidente y honrar a dignatarios extranjeros entre otras funciones.

Si uno tiene la prevención de hacer coincidir un viaje a Quito con un lunes, podrá asistir a la ceremonia del cambio de la Guardia. Si, como me pasó a mí, además el calendario lo sitúa en la capital de Ecuador un 24 de Mayo, aniversario de la Batalla de Pichincha, y este es lunes (o víspera de ese día), la ceremonia multiplica su simbolismo y aumenta su duración.

Ceremonia del Cambio de la Guardia Presidencial, Quito, Ecuador

A las 11 de la mañana, el reloj en lo alto del Palacio de Carandolet, la sede de la Presidencia, marcará con sus campanadas el inicio del ritual. En caso de que el Presidente se encuentre en la ciudad, a esa hora ya habrá salido al engalanado balcón para saludar al público congregado en la Plaza Grande del centro histórico de Quito. Como invitados de honor suelen franquearlo otras autoridades, como cargos militares o civiles (cuando yo lo presencié estaban el Vicepresidente y el Embajador de China).

De la puerta principal del Palacio (donde todos los días podemos encontrar a dos soldados de los “Granaderos de Tarqui” que la flanquean) saldrán dos grupos de soldados portando la tradicional arma de la caballería, la lanza. Con paso marcial irán en direcciones opuestas (el Palacio tiene dos accesos laterales) para entrar cada uno por un lado en la Plaza de la Independencia. Ante el Monumento a la Independencia no se producirá el encuentro entre ambos, sino que girarán para embocar el despejado acceso que mira directamente al Palacio de Carandolet.

Lee también:  Sangre vieja para un país nuevo, la Australia que nació de la inmigración

Ceremoniia del Cambio de la Guardia Presidencial, Quito, Ecuador

Cambio de la Guardia Presidencial

Cada uno de los grupos de diez soldados formará a uno de los lados de este acceso. Por la plaza aparecerán otros militares a caballo que se quedan detrás del monumento mientras una pequeña banda se sitúa frente a él.

Todos visten el mismo diseño de uniforme sobre el que sus antepasados del siglo XIX derramaron su sangre. Consta de un casco (llamado morrión) alto y redondeado de paño azul con el escudo metálico del Ecuador. Casaca azul, cordones dorados, charreteras rojas, pantalones blancos y botas negras completan el uniforme. Como la caballería dejó atrás a sus monturas equinas para subirse a vehículos blindados, el distintivo en sus cuellos corresponde a un carro de combate sobre el que se cruzan dos lanzas.

En un emotivo momento que ocurre poco después de que estén formados, en lo alto del Palacio de Carandolet se izará la bandera de Ecuador y sonará el himno nacional, el “¡Salve, oh Patria!”. El público que conoce la letra la entona mientras en el balcón del palacio se hace lo mismo con la mano en el pecho.

Ceremonia del Cambio de la Guardia Presidencial, Quito, Ecuador

Minutos después el protagonismo se cede a los dos oficiales que, en cada lado, están situados más cerca del Monumento a la Independencia. En lugar de lanza, ellos llevan en el cinturón un sable de acero toledano con empuñadura de cabeza de león.

Ceremonia del Cambio de la Guardia Presidencial, Quito, Ecuador

Y digo, literalmente, un sable entre los dos. El oficial que lo lleva es el que está a cargo en ese momento, como durante los siete días anteriores, de la guardia presidencial.

Al unísono, estos dos hombres se acercan el uno al otro y con toda solemnidad, el oficial saliente le entrega el sable, el símbolo de su condición y función, a su compañero.

Lee también:  Imagen del día: Paseando por...

Mientras lo hace, recita estas palabras:

Entrego el servicio de guardia
con la consigna especial
de salvaguardar la seguridad
del Palacio de Carondelete
y la integridad del Sr. Presidente Constitucional
de la República del Ecuador
Sr. Eco. Rafael Correa Delgado
cumpliendo con el lema
del Grupo Escolta Presidencial
Granaderos de Tarqui
Lealtad Hasta El Sacrificio”

El Oficial de Guardia entrante, a cuyas ordenes estarán durante siete días los integrantes de la Escolta Presidencial, responde con emoción:

¡CUMPLIRÉ ESTA SAGRADA MISIÓN
CON HONOR DISCIPLINA Y LEALTAD!

Ceremonia del Cambio de la Guardia Presidencial, Quito, EcuadorAmbos oficiales vuelven a sus puestos. Suena la música. Los jinetes abandonan la plaza. Lo harán también los soldados a pie y la banda de música. La Plaza de la Independencia deja su aire solemne y recuperan los bancos los ancianos, el paseo los niños y los turistas, bueno, los turistas siempre encontraremos motivos para fotografiar el centro histórico de Quito, con o sin cambio de guardia.


Información práctica

Puedes saber más sobre los uniformes clásicos del Ejército de Ecuador en este artículo de Diario El Comercio.

Esta es la historia y letra del himno nacional de Ecuador, el “¡Salve, oh Patria!”, en Wikipedia.

En la página web de la Presidencia del Gobierno de Ecuador encontrás más detalles sobre el Cambio de Guardia.

El Palacio de Carandolet y la Plaza de la Independencia en Quito en Google Maps:

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, ,

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *