El Cementerio de Poblenou y la leyenda del Santet

beso-muerte-poblenou

El cementerio de Poblenou tiene sus orígenes en 1775 y es el más antiguo de Barcelona. En este silencioso lugar podemos observar como el arte y la muerte se dan de la mano en magníficos panteones y esculturas. A muchos probablemente no les apasione nada visitar un cementerio cuando estamos de viaje pero existen excepciones dignas de estar por delante de algún museo de la propia ciudad que visitamos sin rechistar como el cementerio de Montparnasse en París, el curioso cementerio colgante de Sagada en Filipinas, el cementerio judío de Praga y tantos otros.

Barcelona no es una excepción y en su interior cobija tres destacados cementerios con bellas obras de arte entre los cipreses y la calma del santo lugar: Los cementerios de Montjuic, Les Corts y Poblenou.

barcelona-cementiri

Hoy nos vamos de visita al cementerio de Poblenou. Se encuentra al final de la avenida Icaria, prácticamente al límite del barrio de Poblenou y a tocar de la ronda litoral y de la playa de Bogatell. Existe un amplio parking frente al mismo aunque también tenéis la posibilidad de usar la linea amarilla con parada en Llacuna o alguno de los varios autobuses que os dejarán frente a la puerta principal.

A lo largo del recorrido por el cementerio de Poblenou conoceremos un buen legado de obras de arte que siguen varios estilos y están labradas por los escultores y arquitectos más destacados de los siglos XIX y XX. Entre ellos Manuel Fuxà, los hermanos Vallmitjana, Macari Planella o Jaume Barba con su impactante Beso de la Muerte. El cementerio de Poblenou estaba principalmente enfocado para la gente pobre y al ser relativamente barato en comparación con los demás cementerios de la ciudad la burguesía aprovechó para invertir en grandes mausoleos y panteones para su posteridad.

Lee también:  Devoción en la madrugada: la Hermandad de Estudiantes de Oviedo

hotel-cementiri-poblenou

La leyenda del Santet de Poblenou

Por otro lado, a pesar del silencio que reina en el cementerio, las leyendas susurran por las tumbas. Entre ellas destaca la leyenda urbana del Santet (el santito). Con el nombre de Francesc Canals i Ambrós, nuestro protagonista nació en Barcelona en 1877 y murió a la corta edad de los 22 años. Durante su vida fue muy querido entre sus vecinos gracias a su empatía, su bondad y su desatada labor por ayudar a sus conocidos. Se dice que tenía sueños premonitorios y ciertas capacidades paranormales como adivinar la hora de la muerte de la gente tan sólo al mirar a los ojos o la capacidad de curar con sus propias manos. Entre ellas predijo que su padre, ciego, recuperaría la vista el día en que el mismo Santet muriera y así fue. También cuentan que en un sueño premonitorio contempló los almacenes donde trabajaba ubicados en las Ramblas cubiertos por las llamas y así ocurrió 33 años más tarde.

La imagen del Santet mostrada en su lápida

La imagen del Santet mostrada en su lápida

Las causas de su muerte no están claras y se habla de una posible tuberculosis o de las heridas causadas al tratar de ayudar a unos vecinos de un incendio. El caso es que se le dio sepultura en un nicho superior y era tanta la profusión de gente que venía a ofrecer flores que el Ayuntamiento de Barcelona decidió trasladar sus restos en un nicho a ras del suelo para evitar el uso de escaleras y las consecuentes caídas y aglomeraciones.

La historia real se convirtió en leyenda y la figura del Santet acabó convirtiéndose en un culto de veneración con la firme fe de que era capaz de conceder favores incluso más allá de la vida. En pleno siglo XXI todavía mucha gente sigue recordando la leyenda del Santet y acercándose a su tumba para pedirle favores. Y si se hace realidad, es de recibo volver a visitarlo para darle las gracias.

Lee también:  Imagen del día: Solución alemana a la ley anti-tabaco

nina-cementiri-poblenou

Hoy en día, lo encontraréis en el nicho número 138 interior centro en la isla cuarta. Veréis su nombre, una foto suya y en vidrio transparente donde la gente deja sus mensajes de petición al Santet.

Para terminar la jornada nada como un buen aperitivo en el bar de la esquina que curiosamente se llama El Santet. Se encuentra en Avinguda Icaria 215 y cuenta con una estupenda terraza.

panteon-cementiri-poblenou

Datos prácticos

En la misma entrada del cementerio de Poblenou encontraréis folletos donde describen la ruta principal para conocer las obras principales. La duración del recorrido aproximadamente es de hora y media.
Visitas guiadas: Existe la posibilidad de realizar visitas guiadas en el cementerio. Se realizan el primer y tercer domingo de cada mes y los horarios varían según el idioma. En catalán el primer domingo es a las 10:30 y el tercer domingo a las 12:30. En castellano el primer domingo a las 12:30 y el tercero a las 10:30. En inglés a las 10:30 y a las 12:30 respectivamente.
Creo que no es preciso recordarlo pero es básico respetar el duelo de las familias en un cementerio, así que guardad las formas y la cámara para cuando sea el momento.
Dirección:
Avenida Icària, s/n, Barcelona

poblenou-barcelona-cementiri

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

El Cementerio de Poblenou y la leyenda del Santet
5 (100%) 3 votos
, ,

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *