Betancuria y sus miradores en Fuerteventura

Un recorrido por las mejores vistas al Parque Rural de Betancuria

Google +TwitterFacebook
Vistas extensas a Fuerteventura desde los miradores de Betancuria

Vistas extensas a Fuerteventura desde los miradores de Betancuria

Durante nuestra semana en Fuerteventura decidimos alternar nuestros días de playa con itinerarios a pie por los volcanes del norte de la isla así como una ruta en coche por el interior de Fuerteventura.

Desde Corralejo, nuestro campo de operaciones de la isla, emprendimos el camino hacia el sur en dirección a Puerto del Rosario. De hecho, nuestro objetivo del día era encontrar un faro trasero del coche alquilado ya que una buena mañana lo encontramos roto cuando en el papel de la compañía no figuraba tal desperfecto. No encontramos la pieza en ningún taller aunque afortunadamente los chicos del alquiler de coche nos informaron que ya les constaba ese desperfecto, a pesar no no estar detallado en el papel del contrato, y nos evitamos un susto final. Fueron honestos pero más vale que le deis siempre una buena repasada al estado del coche antes de encender el motor.

Sin perder más tiempo nos dirigimos hacia el este de isla con el Parque Rural de Bentancuria como destino principal del día. Llegamos por la carretera FV-30 y antes de llegar a la población de Betancuria el camino empezó a encaramarse por las montañas áridas y obtener vistas de pájaro a la isla. Paramos en un par de miradores con fenomenales vistas a 360 grados.

El valle a tus pies en el mirador de Guise y Ayose

El valle a tus pies en el mirador de Guise y Ayose

El Parque Rural de Betancuria

Este parque es el espacio natural más grande de la isla. Ocupa más de 16 mil hectáreas y os encontraréis sumergidos en un escenario medio desértico, con cactus como único soporte verde al paisaje árido. Cuando uno se encarama a sus miradores y otea el paisaje le vienen recuerdos del Atlas de Marruecos.

Lee:
Surf en Lanzarote

La carretera serpentea las montañas de una altura alrededor de los 700 metros y los barrancos y desfiladeros a nuestro alrededor abundan.

A lo largo del Parque Rural de Betancuria existen varios recorridos señalizados para realizar a pie con los que podréis disfrutar de una buena jornada de senderismo y conocer más a fondo la riqueza paisajística y geológica del terreno.

El Mirador de Morro Velosa

Vistas desde el mirador de Morro Velosa en Betancuria

Vistas desde el mirador de Morro Velosa en Betancuria

En la misma montaña Tegú, a casi 700 metros, se levanta el mirador de Morro Velosa, el primero que accedimos desde Puerto del Rosario. No nos costó estacionar el coche y nos pusimos a andar por la montaña hasta llegar a su punto más alto donde disfrutamos de las vistas a nuestro alrededor. Hacia el norte se puede observar la población de El Cotillo, a nuestras espaldas se encuentra Antigua y varios volcanes, hacia el este un extenso valle árido y al oeste es esconde la población de Betancuria.

En el mirador de Morro Velosa existe un establecimiento donde poder tomar algo y ver alguna de las exposiciones organizadas por el Cabildo de Fuerteventura. El día que subimos nosotros estaba cerrado.

El Mirador de Guise o Ayose

Escultura de los Guanches en el mirador de Guise y Ayose en Betancuria

Escultura de los Guanches en el mirador de Guise y Ayose en Betancuria

Un kilómetro más adelante en dirección a Betancuria llegamos al mirador de Guise o Ayose. Las dos enormes estatuas de los Antiguos Reyes de Fuerteventura en bronce se imponen en el horizonte y en silencio te piden que pares el coche ahí mismo y al instante. Lo haces. Existe un parking habilitado. Antes de la conquista de la isla, 1402, Fuerteventura se dividía en dos reinos llamados Jandía y Maxorata y se encontraban divididos por un muro defensivo al estilo de la muralla China salvando las distancias. Los reyes Guise y Ayose gobernaban ambos territorios.

Lee:
Relax en Lanzarote sólo para adultos, el nuevo Hotel Barceló Teguise Beach

Las vistas desde el mirador son preciosas con el valle de Betancuria a nuestros pies y un extenso paraje semidesértico a nuestro alrededor.

El pueblo de Betancuria, donde comer

El pueblo de Betancuria

El pueblo de Betancuria

Descendimos la montaña en dirección a Betancuria y su su perfil tranquilo, cuidado, con sus paredes blancas y adoquines nos cautivaron. Paseamos por su pequeño centro. Betancuria es la población más antigua de Fuerteventura y, hoy en día, la menos poblada de todas. Su fundación se remonta al siglo XV y sin duda es uno de los lugares con más interés histórico de la isla.

Nos adentramos en la iglesia de Santa María que preside la plaza principal. Si disponéis de tiempo también podéis acercaros al Museo Arqueológico de Betancuria donde aprenderéis sobre el estilo de vida y costumbres de los habitantes de la isla antes de la conquista.

Molinos alrededor de Tefía

Molinos alrededor de Tefía

Comimos en un restaurante dentro de la zona turística. Frente a la plaza Santa María de Betancuria y mirando a la iglesia, una bonita casa que también lleva por nombre Santa María fue el sitio escogido. Nos instalamos en un acogedor patio en su interior rodeado de flores y plantas. Nos sirvieron un cabrito al horno digno del precio elevado pero de textura exquisita y fantástico sabor.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Betancuria y sus miradores en Fuerteventura
5 (100%) 4 votos
,
Google + Twitter Facebook
Una respuesta
  1. Henrry 11 noviembre 2016

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *