La Casa del Bosc: Calçots y parrilladas en el Montseny

Google +TwitterFacebook

Antes de nada ¡Feliz día de St. Patrick a todos!

Me gustaría lanzar una recomendación para cuando te pases por Cataluña. Ayer almorcé en un restaurante muy recomendable que se llama La Casa del Bosc. Situado en el municipio de Cánoves i Samalús, localidad que se encuentra en la comarca catalana del Vallès Oriental, es un hostal rural situado en el Parque Natural del Montseny, y fue construído sobre los restos de una masía tradicional, que además de comilonas y alojamiento para la gente que quiere pasar uno o más días rodeado de naturaleza, también os ofrece una serie de actividades relacionadas con el turismo rural como el senderismo, las excursiones a caballo, el tiro con arco o las excursiones en mountain bike.

Está abierto fines de semana y festivos durante todo el año, aunque te recomiendo que reserves con un par de semanas de antelación, de lo contrario es muy posible que no encuentres sitio. Es ideal para grupos de entre 6 y 12 personas y el precio está bastante bien. Nosotros eramos 8 y comimos hasta reventar. Empezamos con unos entrantes a base de pa amb tomàquet (pan con tomate) y un surtido de embutidos de la tierra. Primer detalle que me causó buena impresión, nos trajeron un fuet y una butifarra entera, la madera y el cuchillo, y sírvase el que quiera tanto como le apetezca.

turismoruralcalçotsDespués llegaron los calçots y la salsa romesco; cada uno con su babero puesto y a zampar. Con el gustito de las simpáticas cebollas todavía en el paladar, llegaron las cazuelas de carne y de butifarra amb seques (judías blancas) acompañadas de patates al caliu (patatas cocinadas en la hoguera) y alcachofas. Cómo no, el allioli no podía faltar, y segundo detalle; ni vasito ni cazuelita, nos trajeron el mortero entero lleno de allioli hasta los bordes, para deleite de todos los comensales y de sus respectivos alientos.

Lee:
El faro de Torredembarra: viajando contigo

Para terminar, postres y café con el último detalle que me llamaría de nuevo la atención; nos sirvieron una tacita a cada uno y después vendrían jarrones enteros con leche y café, así que otra vez cada uno que se sirva lo que a su vientre le apetezca.
Todo ello por unos 30 euros por persona; con los tiempos y los precios que corren hoy en día yo diría que no está mal.

El ambiente es rústico y familiar, se encuentra en medio de un bosque entre montañas y para acceder al restaurante hay que hacerlo en 4×4 (los encargados del restaurante os vendrán a buscar al lugar en el que dejaréis vuestro vehículo). Aquí puedes visitar su sitio oficial.

Así que ya lo sabes; si te pasas por Cataluña, ésta será una excursión muy bonita que además te dejará la panza bien satisfecha.

Reserva tu viaje al mejor precio:

La Casa del Bosc: Calçots y parrilladas en el Montseny
5 (100%) 1 voto
, , , , ,
Google + Twitter Facebook