India (15) Voluntariado en el barrio de Bandra, Mumbai


Ashray es un centro de recogida de niños abandonados, vendidos, secuestrados y/o prostituidos por las calles de Mumbai. La mayoría son hijos de prostitutas que no recuerdan a sus madres. Algunos han sido vendidos por sus propios padres y pocos de ellos se salvan de las garras del sida.

No hablan inglés y cuando uno ha estudiado filología lo poco que puede hacer por ellos es hacerlos sonreír un rato, así que que me instalado en esta ONG. En parte para quitarme el complejo de turista occidental con cámara en mano que pasa de largo por un safari viviente filmando a los”animales” que va encontrando por el camino, y por otra para al menos hacer la vida un poco más feliz, si uno puede, a estos niños cuya mitad quizás no va a llegar ni a los diez años.

Al primer día me metieron en una sala con 30 de estos niños sin explicarme demasiado que debía hacer con ellos. Me recibieron con un “Joan petit com balla” que me dejó alucinado; legado de algún voluntario catalán que pasó por aquí!

Encontré unos peluches y me puse a contarles el Ramayana que recién me había leido en el tren. Luego pasamos a jugar a cualquier cosa, incluso estoy entrenando al ajedrez a unos chavales de unos nueve años que si la salud se los permite acabaran siendo unos Kasparov!

Ayer llego un soplo de vida en la ciudad. Un grupo autónomo de payasos sin fronteras que están dando una gira alrededor de la India con un presupuesto sacado de su propio bolsillo visitando ONG’s, centros de leprosería, hospitales, escuelas y montando shows en la misma calle junto a las miles de barracas que se extienden por las ciudades.

Fue todo un espectáculo donde los niños se lo pasaron de maravilla. Yo también, al verlos vestidos de pallasos en medio de la carretera y con un silbato iban dirigiendo el trafico. Los taxistas de rickshaws todavía se preguntan si aquel que le puso una multa en sus narices con la cara pintada de rojo y blanco fue una aparición santa o la reencarnacion de Ravana!


Una respuesta
  1. Lorena López García 26 agosto 2012