Ventajas de alquilar un apartamento en Berlín

Apartamento en Berlín

Apartamento en Berlín

El penúltimo fin de semana de enero tuve la suerte de poder visitar, por primera vez, una de las capitales de Europa que aún me quedaban en el tintero. Berlín se ha labrado, en la última década, una fama de ciudad vibrante, multicultural y algo bohemia que combina su gran valor histórico y arquitectónico con una animada vida nocturna, comunidad artística e importantes centros comerciales.

Una vez tuvimos nuestro billete de avión y habíamos leído algo sobre la ciudad, llegó el momento de elegir dónde y en qué tipo de lugar alojarnos. Aunque encontramos algunos hoteles y hostales a buen precio (Berlín es una ciudad barata) finalmente nos decantamos por quedarnos en un apartamento, opción que últimamente escojo en mis viajes urbanitas para sumergirme de una forma más profunda en la cultural local.

Elegimos un apartamento de la web de only-apartments que estaba situado en el barrio de Wedding y te voy a contar, en mi opinión, cuáles fueron las ventajas de nuestra elección:

Ahorrar durante tu estancia

CIMG4856

Tener tu propia casa en la ciudad te permite reducir los costes de tu viaje.

Nuestro apartamento berlinés estaba perfectamente equipado y disponía de una cocina completa. Aunque pasábamos todo el día fuera de casa y comíamos y cenábamos por ahí, aprovechamos la cercanía de supermercados baratos para comprar cosas para desayunar, fruta, agua y algunas cosas más.

Si vuestra estancia en la ciudad es más larga, sí que podéis organizar mucho mejor el tema de comidas y cenas caseras y notaréis el ahorro en vuestro bolsillo, además de sentiros un poco más como en casa.

Lee también:  Escapada de 5 días en Berlín (Parte 2)

Al tener que pasar, a mi regreso a España, unos días en Madrid, aproveché también para lavar toda la ropa en nuestra lavadora con secadora incorporada. Otro servicio que es de pago en cualquier otro tipo de alojamiento y que probablemente necesitaréis si os vais a quedar un tiempo.

Vivir la ciudad como local

Brandenburgo

Wedding es un distrito proletario bastante céntrico de Berlín donde los alquileres de las casas son más bien bajos. Este hecho ha atraído a una vibrante comunidad de artistas que han fundado un importante número de galerías y salas de exposiciones donde poder mostrar su trabajo.

También muchos estudiantes y emigrantes han venido a vivir a este barrio y esto ha hecho que se abriesen nuevos cafés, pubs, mercadillos y otros locales de corte bohemio. Nada de ello tiene carácter turístico y pudimos disfrutar de estos pequeños secretos de la ciudad por el mero hecho de vivir unos días en aquel apartamento.

Comprar el desayuno en tu panadería del barrio, algo del take-away para cenar en casa viendo una película, alquilar una bicicleta por unos días para recorrer la ciudad como un berlinés y guardarla en casa cada noche… Son cosas que te harán sentir como otro residente más.

Mayor libertad de movimientos y horarios

Catedral de Berlín

Catedral de Berlín

A todos los efectos, estás en tu casa. No tienes que estar pendiente de horarios de recepción o de limpieza de habitaciones. Tienes las llaves y, por unos días, ese apartamento se regirá por tus normas (dentro de los límites habituales de respeto por la propiedad ajena).

Si una de las noches te has dejado llevar por la gran vida nocturna de Berlín, puedes llegar a la hora que quieras y dormir hasta bien entrada la mañana sin pensar en la hora a la que cierra el buffet del desayuno o si te van a tocar a la puerta los del servicio de habitaciones porque te olvidaste de dejar el cartelito de “no molestar”.

Lee también:  Berlín por sorpresa

Curiosear en la casa de otra persona

Hay que reconocer que todos tenemos un cotilla dentro. Las habitaciones de hoteles son pulcras, ordenadas y carecen de cualquier artículo personal.

Sin embargo, cuando nos alojamos en una casa o apartamento de otra persona, en algunas ocasiones hay objetos en él que nos dan pistas sobre la personalidad de los propietarios. También nos ayudan a conocer un poco más sobre las costumbres o la decoración de las casas de esa ciudad o país. En nuestro caso, el apartamento estaba pintado con colores muy vivos que contrastaban con el entorno del edificio y la calle, más bien grises y faltos de gracia, en el que se encontraba.

Quizá fuera la casa de un artista que quiso darle algo de luz a los duros inviernos berlineses.

Cuanto más pruebo esta opción de alojamiento en las ciudades a las que viajo, más me gusta. Disfruté de una ciudad tan especial como Berlín sintiéndome como en mi propia casa.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Ventajas de alquilar un apartamento en Berlín
5 (100%) 1 voto

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *