Trekking por el valle de Aosta: De Courmayeur a Etroubles (1ª etapa)

grafico-alta-via

Alta Vía 1
Jornada 1: De Courmayeur a Etroubles (Valle de Aosta)

Me levanté a las siete y media. Tenía pensado realizar una larga jornada. En principio, la primera o última etapa de la Alta Vía 1 a través de los Alpes italianos en el valle de Aosta, se inicia en Courmayeur y termina en el refugio de Bonatti con un desnivel de 1,000 metros que se hacen aproximadamente en 4 horas y media. Me parecía que podía recortar camino y ensanchar la etapa hasta el refugio di Lac una vez cruzado el paso de Malatrá a 3,000 metros de altura.

La ascensión desde Courmayeur se hace acompañado de numerosos grupos de montañistas, la mayoría hacen una vía circular por el refugio de Bonatti y vuelven a Courmayeur. La caminata se lo merece por las espectaculares vistas del Mont Blanc y sus glaciares que no abandonan a uno a lo largo de la etapa.

Tras unos 800 metros de desnivel y unas dos horas de recorrido se llega al refugio Bertone. Ahí pregunté si el refugio di Lac estaba abierto. Recibí una respuesta negativa. Los planes cambiaban y me esperaban un par de horas más hasta llegar al siguiente pueblo; Couchepache. Finalmente iban a ser tres etapas en un sólo día teniendo en cuenta las guías italianas…

Tomé la variante del pico de la Bernarda por dos razones; porque parecía una vía más adecuada para aproximarse al paso de Malatrá y porque su nombre me hizo gracia. El sendero se sigue sin problemas y la nieve aparece a partir de los 2,500 metros a finales de Junio. Así que me quité las zapatillas de trekking y me puse las botas.

Lee también:  El puenting más alto del mundo

botas-montañaDesde la Bernarda se baja a un collado donde uno empieza a vislumbrar glaciares y picos imponentes ya muy cerca. En un desvío justo al cruzar un río tenemos la opción de seguir hacia el sureste donde uno se aproxima al paso del Malatrá, el otro nos lleva hacia el noroeste descendiendo hasta el refugio de Bonatti que puede verse desde la misma intersección.

A partir de aquí polainas y palos para ascender el paso del Malatrá. Apenas habían huellas y el camino se hizo difícil. Realiza una fuerte ascensión hasta llegar a un llano que sube paulatinamente y uno empieza a temblar al ver las paredes imponentes, blancas, preguntándose por donde carajo se encontrará el paso entre semejantes paredes semi-verticales.

Las marcas amarillas que marcan el recorrido apenas se ven causa de la nieve y uno tiene que empezar a usar la brújula y el sentido de la orientación. Una vez me encontré bajo las níveas paredes, rechacé seguir unas huellas que subían a modo de zig-zag. No llevaba grampones y realizar esa opción sin ellos hubiera sido un suicidio. También podría haberlo sido la opción que tomé; escogí una vía alternativa hacia el suroeste que ascendía sin tanto desnivel y existía roca madre donde agarrarse por si las moscas. Fue una dura ascensión donde las manos y el palo en forma de piolet trabajaron de lo suyo. Una vez ascendido el paso tocaba ver las cartas del revés y ver que me ofrecía la suerte al otro lado de la vertiente. Tuve algo de suerte aunque bajar por una pared medio vertical, con piedras deslizantes y mucha nieve, tampoco lo llamaría suerte…

Lee también:  Burriac Atac! Una carrera nocturna por la montaña

Tardé bastante en descender la pared, buscando puntos de apoyo y zonas donde la estabilidad de la nieve fuera certera. Un aeroplano iba dando vueltas sobre mi cabeza. Al menos estuvo merodeando como si de un buitre se tratara durante el rato que estuve franqueando el collado. Imagino que debería pensar qué está haciendo el loco este…

Finalmente terminé el calvario y me fumé un buen cigarrillo celebrando mi vuelta a la vida.

paso-malatra-alta-via1

El loco descenso sin grampones por el paso del Malatrá

Descendí sobre la nieve sin apenas ver marcas amarillas. Alguna a cada 500 metros me anunciaba que seguía bien los detalles del mapa y me encontraba en buen camino. Pasé el refugio di Lac, todavía en construcción y bajando ya por senderos repletos de vegetación llegué al pueblo de Mottes, donde un enorme puente-autopista asusta a más de uno que viene perdido por las montañas.

Una vez en el pueblo, pasó un camión y no lo dude. Señalé con el dedo y me paró. Esa misma noche jugaba España contra Italia en los cuartos de final de la Eurocopa y me apetecía una buena cena y un bar donde ver el partido rodeado de italianos. Además llevaba ya diez horas de dura caminata con un desnivel de 1,800 metros más los mismos de descenso pero todavía tenía ganas de marcha.

En esta zona el tipo de turismo es de clase mediana-alta. Apenas se encuentran hoteles de 2 estrellas y la media no acostumbra a bajar de 60 o 70 euros por una doble con desayuno. El conductor gentilmente me acompañó hasta tres hoteles donde pregunté precios hasta encontrar un tres estrellas en Etroubles por 50 eurs con desyauno; lo más barato que puede encontrarse por esta zona.

Lee también:  El pico de Vallibierna y el paso del caballo

Estaba muerto. Una ducha, cena y a ver el partido. El amo del hotel era francés y se unió conmigo en favor d ela selección española. Al final del partido, penalties, derrota italiana y me quedé con el francés y un par de rumanos celebrando con unas grapas la victoria. Ideal para caer molido en la cama tras el esfuerzo realizado durante mi largo inicio en la Vía Alta de los Alpes italianos.




Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, , , ,
2 Comentarios
  1. Anonymous 21 enero 2009
  2. Quique 21 enero 2009