Alojamiento y cosas para hacer en Luang Nam Tha

Luang_Nam

Tras Vientiane, Vang Vieng y Luang Prabang, Luang Nam Tha fue nuestra última parada en Laos.

Fuimos para allá huyendo un poco de la ruta más turística de Laos y esperando poder hacer algún buen trekking en una zona que era famosa precisamente por éso. Para ser sincero, el trekking que hicimos fue más bien malo en cuanto a la parte que concierne al pateo por la montaña y el supuesto bosque que debíamos atravesar, pero el grupo de gente con el que fuimos y la estancia de dos noches en dos aldeas diferentes llegó a compensar la parte negativa.

Para llegar a este pueblo del norte de Laos podéis tomar una minivan en Luang Prabang que tarda unas 10 horas y cuesta entre 100.000 y 110.000. Casi todas las guest houses de allí os pueden conseguir el billete. El paisaje montañoso que une ambas ciudades es digno de disfrutar aunque las curvas pueden hacer estragos en aquellos que se suelen marear fácilmente.

Al llegar a la terminal de bus cogimos una pick-up entre los 7 que éramos y nos fuimos a la calle principal de Luang Nam Tha. Al verla supimos que ahora sí que estábamos en un verdadero pueblo ajeno al turismo de masas. En la calle principal del pueblo -que no es muy larga tampoco- podréis encontrar todo lo que necesitáis: guest houses y hoteles -no vimos ningún hostal con dormitorios para grupos-, internet, pequeños supermercados, agencias de viaje y actividades y el mercado, lugar donde se aglomera la mayor parte de la escasa vida nocturna del lugar.

Con las mochilas a cuestas nos pusimos a buscar hostal por la calle principal sólo para comprobar que casi todos estaban completos. Os recomiendo ir reservando con antelación en todo Laos si venís en temporada alta porque está sufriendo una auténtica avalancha de turismo y el desarrollo de hoteles y demás servicios no se puede desarrollar a la misma velocidad. Aunque mejor así. Al final encontramos un lugar donde quedarnos esa noche. No era nada del otro mundo pero lo cogimos pensando en buscar otro para las noches siguientes.

Lee también:  Trekking en Laos: Luang Nam Tha

Más tarde dormimos en Zuela por 70.000 Kips la doble y os lo recomiendo tanto por los servicios que ofrece -wi-fi gratuito incluido- como por el restaurante del que también son dueños.

Aunque para cenar me quedo sin duda con los puestos del mercado nocturno, sobre todo el que hace pato -el mejor que he probado hasta entonces- pollo o cerdo a la parrilla que podéis complementar con una buena ensalada de papaya del puesto de al lado. Para los que prefieran cenar más ligero también hay puestos de los omnipresentes noodles y arroz, además de algunos dulces y porciones de pescado. Hay unas pocas mesas de madera maciza con sus sillas pero no lleguéis demasiado tarde porque se suele llenar. Allí os encontraréis con otros viajeros con los que poder compartir historietas al calor de unas buenas Beer Lao. Fue así como conocimos mejor a los que acabaron siendo nuestros compañeros de trekking -que ya lo habían sido en la minivan que nos trajo al pueblo-: Trui, Cecile y Thomas.

Luang-Nam-Tha

Tampoco nos pegamos la gran fiesta porque todo en el pueblo cierra a las 10.30 de la noche -algunos sitios incluso antes- y a las 11 de la noche casi no queda un alma por la calle. Vamos, que para quien esté buscando farra estará tan perdido como quien va a Estocolmo buscando una paellita.

Al día siguiente quedamos por la tarde con los chicos para decidir sobre el trekking y durante el día decidimos cogernos unas bicis -por 10.000 Kips- para ir a recorrer los alrededores. Pedid un plano en el lugar donde alquiléis. Son caseros pero mejor éso que nada.

Lee también:  Trekking en Laos: Luang Nam Tha

Fuimos a una pequeña cascada que hay cerca del pueblo pero con el tipo de camino y el Sol que pegaba se hizo algo más duro de lo imaginado y la catarata era más bien poco agraciada. Aún así comenzamos a remontar el río en busca de vistas más bonitas y echamos unas buenas horas del día.

También podéis alquilar una moto -40.000 Kips más gasolina- e ir a ver los pueblos cercanos y perderos por los caminos secundarios. En Laos apenas hay vehículos así que no es muy peligrosa la conducción cuando os mantenéis por carretera.

Por la tarde nos encontramos con Cecile, Thomas y Trui en el mercado y fuimos a varias agencias para contratar nuestro trekking de 2 noches y 3 días en el Parque Nacional de Luang Nam Tha.

Pero esto os lo cuento en el próximo artículo, que ahora son las 11.30 de la noche y mañana a las 5 en pie para tomar nuestro vuelo de Air Asia de Rangún a Bangkok. Impresionante Burma, al que dedicaré muchos artículos. Voy muy atrasado con mis relatos pero es que me cuesta encontrar el tiempo para escribir con tantas cosas para ver. ¡Eso es buena noticia!. Bona nit.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
2 Comentarios
  1. Juan Antonio 22 marzo 2011
  2. Lola 23 marzo 2011