Alojamiento y comida en Cochi

Google +TwitterFacebook

cochi monsoonMi amiga Isa me había recomendado un hostal en que se habían hospedado ella y algunos participantes del IISE, así que en cuanto desembarco del ferri me pongo a buscar la calle correspondiente. Al cabo de un rato caminando, pregunto a una familia y se nos acerca un motorista, con mejor nivel de inglés, que me la indica y me dice que él tiene una guesthouse en esa zona, que a lo mejor es la suya. Cuando le enseño el nombre (Edreena Chris Homestay) y la dirección (Number 1/1047, Njaliparambu, Kunnumparam Cross Road, muy cerca de la Basílica de la Santa Cruz), resulta que es el de una vecina a la suya, y se ofrece a llevarme en la moto sin que haya comisión de por medio.

Mi cuarto ha salido barato, 200 rupias la noche, y tengo un cuarto pequeño pero limpio en una planta alta. La familia vive y duerme en el edificio anexo, dejando el que me encuentro para el alojamiento de los visitantes. La verdad es que son todos muy majos y mis preguntas nunca les parecen demasiadas ni raras. No os podéis ir de allí sin pedirle que os prepare como desayuno un “coconut stew”. Se que suena raro como primera comida del día, pero hacedme caso y no os arrepentiréis, no lleva carne y está riquísimo.

venta pescado cochiFort Cochi está lleno de sitios para comer y cenar bien, sin que se os descuadre el presupuesto, siempre que escapéis de los restaurantes con vistas y en las zonas más visitadas, que inflan sus precios sin que la calidad sea proporcional. Os propongo tres alternativas que no os decepcionaran:

Lee:
Comer en Toledo: cordero asado en La Abadia

Reserva tu viaje al mejor precio:

Escoged el pez que más os guste de entre los que os ofrecen en las redes chinas, compraoslo y que os lo cocinen allí al lado. O bien llevadlo unos metros más allá, a la calle que desde el parque lleva a la Post Office y a St. Francis Church, donde también podéis disfrutar de ese servicio en un entorno más tranquilo y local pero sin las mismas vistas..

cocinamos su pescadoKunnumpuran Junction. Está al otro extremo de la callecita en la que se encuentra la pensión, y es una zona de restaurantes y establecimientos no orientados a turistas. El “Lucky Hotel” por ejemplo, es un pequeño local en el que un enorme plato de biriyani de pollo sólo cuesta 70 rupias. Tienen un cartelón con los precios, aunque no está en inglés, pero ningún plato cuesta más de 100 rupias y os cobrarán lo mismo que a cualquier nativo (que, por cierto, no dejan de venir a llevarse paquetitos de comida). Si queréis un postre, o algo dulce a cualquier hora, a unos metros a la derecha, en “Grand Bakery & Sweets” tienen bizcochos, galletas, pastelitos y, naturalmente, jalebis.

¿Necesitáis comer algo occidental? Hay un restaurante enfrente de la Basílica en el que sirven excelente comida italiana, ¡disfrutadla en la parte de arriba!

Puntúa este artículo
,
Google + Twitter Facebook