Alojamiento en Pekín durante los Juegos Olimpicos del 2008

Google +TwitterFacebook

Quedan tan sólo seis meses aproximadamente para que den inicio los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Claudia nos preguntaba en un artículo relacionado con China si era caro alojarse en Pekín. Está planeando visitar el gigante asiático durante los Juegos Olímpicos y, como es evidente, el alojamiento en eventos de tal magnitud es una de las temas más delicados a la hora de planificar el viaje.

Estuve en Pekín durante un par de semanas descansando la espalda de tanta mochila después de un sin parar que me había llevado por Tailandia, Camboya, Vietnam y el interior de China. En comparación con las regiones del interior del país las ciudades chinas son bastante más caras. De todas maneras, no os asustéis porque no encontré ningún hotel de dos o tres estrellas que superara los 30 euros. El problema es que veníamos acostumbrados a pagar un euro y medio en los hostales de Yunnan o Sichuan y soltar ocho euros por una cama nos parecía una salvajada… Cosas de la costumbre. Ahora vamos por Barcelona y pagamos 20 euros por un rato de taxi y no nos quejamos.

Durante los primeros días estuvimos alojados en un hotel familiar a pocos minutos al norte de la ciudad prohibida. Se llama The Star of Yulong. No he encontrado ningún tipo de información en internet pero increíblemente guardo la tarjeta del establecimiento. Por desgracia, la dirección está en chino así que no voy a intentar copiar los caracteres aquí. Los trabajadores del hotel no hablaban inglés y nos miraban un poco extrañados, señal de que pocos extranjeros recorren la zona. El barrio es auténtico, con infinidad de tiendecitas, lugares donde comer y tomarse una cerveza y respira vida de pueblo justo en medio de una de las ciudades más masificadas del mundo y muy cercana al centro histórico. El precio iba alrededor de los 16 euros la doble con baño privado, lavabo occidental, televisión y aire acondicionado. Todo un lujo.

Lee:
Viaje a Asia: Por dónde empezar (3)

Los últimos días en Pekín me quedé sólo y opté por irme a un hostal. Encontré el Beijing Jade Youth Hostel muy cercano a donde me hallaba anteriormente alojado. Mecido en los hutongs, es un hostal moderno con todo tipo de facilidades: caja fuerte individual, literas nuevas, dormitorios y dobles, internet y desayuno. Salía por unos 6 euros la noche en el dormitorio y se encuentra a un paso de Tiananmen, la ciudad prohibida y el centro comercial de la capital. El distrito de llama Dongcheng y la calle Beiheyan.

Mientras buscaba me paseé también por el Peking International Youth Hostel en el mismo distrito que el anterior. Era algo más caro debido a la famosa tarjetita para miembros de la HI que nadie lleva encima. Se veía con ese estilo moderno donde uno siente incluso una cierta dignidad en dormir en dormitorios.

También me pasé por un hostal cuyo nombre no recuerdo metido en el interior de las instalaciones de un enorme estadio. El hostal estaba bien y el precio no superaba los 6 euros en el dormitorio. De todas maneras, estaba bastante alejado del centro.

Inma y Gon estuvieron en el hostal Leo que queda a unos 100 metros de la puerta sur de Tiananmen. Por lo visto estuvieron en una doble con baño y todo tipo de facilidades así como aire acondicionado por unos 18 euros. Existen dos establecimientos bajo el mismo nombre –Hostel Leo y hostel Leo 2- y por lo visto salieron bastante satisfechos de la experiencia.

Imagino que estos precios no los vais a encontrar durante los Juegos Olímpicos debido a la avalancha de turistas que se encontrarán en la zona. Os recomiendo que reservéis por avanzado. Las calles en Pekín –aunque parezcan pequeñas en un mapa- son infinitas y sólo cruzar cuatro cuadras habréis realizado una distancia casi parecida al Eixample entero de Barcelona. Así que si tenéis que buscaros la vida por Pekín mejor que vayáis con los deberes hechos.

Lee:
Peripecias llegando a China

Podeís echar un vistazo a los hostales que ofrece Hostelworld así como la diversidad de hoteles que posee Booking en la ciudad.

Una vez en Pekín no podéis iros sin visitar la muralla china. Os recomiendo que paséis de tours y os vayáis a zonas salvajes donde el turismo no ha hecho mella. En Huanghua la veréis en su más puro estado.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook