Alojamiento en Los Roques: La posada Malibú

posada-malibu-roques

Calcular mal el cambio de dinero a medio viaje también tiene su lado positivo. Nos encontramos en el archipiélago de Los Roques en la recta final de nuestro viaje por Venezuela. Habíamos realizado una transferencia bancaria para conseguir bolívares a buen precio en el mercado negro y nos pasamos de largo.

¿Qué medidas tomamos?

Descartamos rápidamente la opción de volver a casa con bolívares ya que en Europa dudo que sirvan para algo más que decorar el baño. Se nos pasó por la cabeza buscar algún viajero que necesitara cambiar euros a buen precio para finalizar su viaje en Venezuela. El placer de despilfarrar llamaba a la puerta y finalmente tomamos la decisión de tirar la casa por la ventana y vivir a cuerpo de rey nuestros últimos días en Los Roques. Nos acercamos a una de las posadas en el archipiélago con mejor fama y tras ver las instalaciones, comprobar que los ahorros nos llegaban, nos instalamos sin pensarlo.

terraza-malibu-roques-posada

Terraza de la Posada Malibú

vistas-terraza-malibu-roques

Vistas desde la terraza de la Posada Malibú

El lugar escogido fue la Posada Malibú. Está regentada por dos socios italianos, Antonella y Antonio, que se instalaron en Los Roques hace unas décadas. Curiosamente, este archipiélago está repleto de italianos que emigraron hace un tiempo y hoy en día ofrecen alojamiento y actividades acuáticas. Sin duda, con el paso del tiempo se han integrado con los locales y han aportado un toque moderno al modelo de turismo que opera en Los Roques.

Los Roques son excesivamente caros en comparación con el resto de Venezuela y también con el standard de hoteles que podemos encontrar en la mayoría de enclaves turísticos. La habitación con desayuno y cena incluido nos salió por 2,100 bolívares -unos 200 euros al cambio que hicimos- por noche.

Lee también:  Las críticas a hoteles por internet podrían acabar en los juzgados

salon-posada-malibu-roquesAntonella es arquitecta y -según me contó uno de los empleados de la Posada Malibú- fue ella misma quien diseñó y levantó el establecimiento cuando el Gran Roque apenas contaba con una pequeña estructura turística. Con un diseño que aprovecha el espacio y la luz al estilo mediterráneo, la posada Malibú ofrece una espacioso patio interior con un enorme árbol presidiendo la sala, amplios sofás para relajarse y mesas donde los clientes disfrutan de su gastronomía.

La posada cuenta con una curiosa estructura de dos plantas y una amplia terraza con diferentes niveles y vistas al Gran Roque y al faro que preside la isla. Dos escaleras conectan ambos lados del edificio ofreciendo una percepción de laberinto poco habitual.

La habitación donde nos instalámos era espaciosa, con una gran cama con mosquitera y unos aparatos eléctricos con pastillas para matar mosquitos que nos fueron de maravilla. El baño ofrece un moderno diseño con tonos marinos esculpidos en la pared.

roques-posada-malibu

Patio interior

La misma posada cuenta con pozo y generador propio. En el Gran Roque los cortes de luz y problemas de abastecimiento de agua son muy habituales. Al menos en temporada alta ocurren a diario. Durante nuestra estancia los sufrimos y en pocos minutos los generadores hicieron su trabajo y apenas notamos los cortes.

Para visitar las diferentes islas del archipiélago de Los Roques, la posada organiza excursiones para sus clientes a través de sus propios contactos de pilotos. Nosotros fuimos anteriormente al puerto principal de Los Roques y comprobamos que los precios eran los mismos.

A modo de ejemplo: 160 bolívares para ir a Cayo de Agua o 120 bolívares para Sarki. La diferencia fue el trato, el número reducido de turistas en las lanchas y la opción a ir cambiando de isla cada vez que le apetecía al grupo. A su vez, ofrecen cavas -250 bolívares- para llevarte comida y bebidas a la playa.

Lee también:  Brooks Hotel en Dublín

malibu-roques-posada

malibu-comedor-posada

La gastronomía es una de las especialidades de la Posada Malibú. Los desayunos cuentan con las habituales arepas y empanadas de Venezuela, bollería y desayunos continentales. Durante las cenas disfrutamos de una excelente pasta jugando con los productos típicos de la tierra, artesanía italiana y pescado fresco del Caribe.

malibu-pasillo-gran-roquePersonalmente, de todo lo expuesto me quedo con el trato. Excelentes profesionales, atentos y con una vocación al cliente lejos de lo habitual.

Como anécdota, me quedo con el último día antes de partir de Los Roques. Nos enteramos que la agencia con la que habíamos comprado el pack a Los Roques se había olvidado de comprarnos el billete de vuelta. Nuestros movimientos sirvieron de bien poco y ya me veía anclado en Los Roques durante unos cuantos días.

Afortunadamente, en la posada nos ayudaron realizando llamadas a la agencia y a las diferentes aerolíneas de la isla.

Tras realizar unos cuantos viajes del aeropuerto a la posada finalmente pudimos embarcar con otra aerolínea sin pagar extra. En muchos casos, este tipo de detalles explica la diferencia de precios lejos de la comodidad y prestaciones de un establecimiento turístico.

posada-malibu

Sin billete de vuelta a Caracas. ¿nos quedamos a vivir en Los Roques?

posada-gran-roque-malibu

Mesas en el patio interior

Sitio Oficial | Posada Malibu

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, ,
5 Comentarios
  1. Purkinje (mapaygps) 2 marzo 2012
  2. Quique 2 marzo 2012
  3. Lena 27 septiembre 2012
  4. Quique 27 septiembre 2012
  5. juan pablo 24 octubre 2014