Dónde dormir en Madrid, el céntrico Hotel Rafael Atocha

Habitación doble, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Habitación doble, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Madrid es una ciudad con una amplia oferta de hoteles para todos los bolsillos y gustos, pero si la cartera lo permite, se suele optar por establecimientos lo más céntricos posible. En este caso, merece tener en cuenta al Hotel Rafael Atocha, que está situado a diez minutos caminando de la Estación de Tren de Atocha (cronometrado, incluyendo un semáforo que me encontré en rojo, cuando estaba a punto de llegar al acceso lateral a RENFE media/larga distancia y AVE Puerta de Atocha).

El bolsillo no se resiente demasiado por alojarse cerca del Triángulo del Arte (Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el Museo del Prado y el Museo Thyssen Bornemisza). Las habitaciones dobles del Hotel Rafael Atocha (uno de los seis de la cadena en Madrid) pueden disfrutarse desde los 76€ por noche (con ofertas desde 65€).

Fachada Hotel Rafael Atocha, Madrid

Fachada Hotel Rafael Atocha, Madrid

El gris y alargado edificio del hotel ocupa una esquina, así que parte de él está en la calle Méndez Álvaro (la dirección postal es el número 30 de esta) y otra parte en la calle Canarias. Ante la puerta había aparcadas dos bicicletas eléctricas de la empresa eMobike, y se ofrece su alquiler a los clientes para descubrir Madrid pedaleando (bueno, eso es opcional).

En el lobby, a la derecha, hay una escondida y pequeña (es decir, individual) zona de trabajo con un ordenador y una impresora. Si eres cliente del hotel, ni tocarlo: el precio de la conexión a Internet es prohibitivo (5,45€ el mínimo de 45 minutos o conexión/desconexión) pero el WiFi es gratuito (se proporciona usuario y contraseña de acceso a Kubi) para los huéspedes en sus dispositivos portátiles.

Contraseña acceso Internet, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Contraseña acceso Internet, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Al lado está recepción donde siempre vi durante mi estancia un mínimo de dos empleados y a veces tres, por lo que durante mi estancia no pude apreciar colas de gente esperando para check out o check in. En dirección contraria, a la izquierda del lobby, hay una zona con sofás, y si te fijas en la lámpara junto a la ventana, a sus pies hay una toma múltiple de corriente, por si necesitas cargar algún equipo. Y si quieres leer un periódico, en la mesa hay ejemplares de La Vanguardia y el China Daily. Sin duda una curiosa elección.

Lee también:  El hotel móvil: Un nuevo concepto en hostelería

Más allá está la cafetería-restaurante, de nombre “Azafrán” que disfruta de una terraza en la calle Méndez Alvaro y que cuenta con una zona interior donde se sirven los desayunos (de 07:30 a 10:30 los laborables y hasta las 11:00 los festivos). No se si todos la consideramos la comida más importante del día, pero en el Hotel Rafael Atocha sí que le dan importancia.

Terraza de la Cafetería, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Terraza de la Cafetería, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Cafetería Restaurante, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Cafetería Restaurante, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Por un lado hay una zona de comida caliente, con dos bandejas cerradas que presentan tres opciones cada una, con ligeras variaciones de un día para otro. Yo estuve dos días, así que desayuné dos veces, y de allí saltaron a mi plato huevos revueltos, mini-salchichas, champiñones y jamón, y bacon. No en el mismo desayuno, ojo, y dejando hueco para la tortilla de patatas.

Para los que gusten de desayunar de la manera más dulce, hay un amplio surtido de croissants, mini muffins, cañas, pasteles, donuts y tartas (de dulce de leche, chocolate, manzana, etc.). Lo puedes compensar con unos cereales (en sobres individuales, no a granel) con leche o acompañarlo con una macedonia de fruta que te prepares tú mismo a tu elección (con pera, kiwi, manzana, etc.).

¿Quieres algo más sano? Galletas integrales de naranja, chocolate y avena y fibra, tortitas de maíz biológicas o integrales de arroz (con sabores) a vuestra disposición.

Buffet desayuno, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Buffet desayuno, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Buffet desayuno caliente, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Buffet desayuno caliente, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Saliendo de la cafetería, un poco menos ligeros que cuando entramos, y volviendo en dirección a Recepción encontramos las escaleras y los ascensores (cuatro y sincronizados entre ellos). Están justo enfrente de la entrada al hotel y a su lado hay una máquina (que cuesta 1€) para pesar las maletas. El pánico a pagar por el exceso de equipaje también llega a los clientes de un 4* y en un pequeño cartel de la báscula aparecen los límites en kg del equipaje de cabina, del facturado y el coste por Kg del sobrepeso de las maletas en 16 aerolíneas.

Hablando de clientes, durante los dos días que estuve en el hotel se celebraron al menos tres reuniones profesionales en los salones de la planta baja y primera. Aparte de ellos, me crucé con turistas españoles y europeos que valoraban la situación y la relación precio-calidad del Hotel Rafael Atocha. La proximidad a la estación del AVE, larga/media distancia y Cercanías de RENFE así como a paradas de Metro y la Estación Sur de autobuses lo convierten en un hotel de Madrid muy bien comunicado.

Gimnasio, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Gimnasio, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Si te has sentido culpable por excederte en el desayuno, o vas a acompañar una decisión saludable con otra, en la primera planta del Hotel Rafael Atocha existe un pequeño gimnasio.Tiene una máquina de pesas, una bicicleta estática, una cinta para correr y dos o tres aparatos más a los que no puedo dar nombre (no recuerdo la última vez que pisé un gimnasio) pero que seguro son muy efectivos quemando calorías y aumentando músculos.

Lee también:  Guía de Lycksele: conoce Laponia en familia

Mi habitación (que puedes reservar a través de nuestro buscador de hoteles o Booking) estaba en la segunda planta y siempre usé las escaleras, sólo dos tramos, para ir y venir. Tal vez me sentía culpable por atiborrarme en el desayuno, tal vez aquellos días de sol de mayo subía más despacio para poder ver el patio ajardinado interior. Como dije al principio, el hotel ocupa una esquina y dos laterales de una manzana. Los otros dos son edificios (bajos y discretos para ser Madrid) de viviendas. El espacio interior se divide por una pared: a un lado zona verde y jardín para los residentes, al otro una terraza cubierta para los huéspedes del hotel.

Terraza, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Terraza, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Hotel Rafael Atocha desde la terraza, Madrid-

Hotel Rafael Atocha desde la terraza, Madrid-

Los pasillos del hotel tienen un estilo enmoquetado, alfombrado y clásico que no se corresponde con las habitaciones. La 254, doble, tenía una decoración (muebles, lámparas) moderna pero funcional, era muy luminosa y suficientemente amplia para dos personas (de no haber estado solo).

El escritorio (cerca del que había dos enchufes y una toma LAN) estaba pegado a la pared de la ventana, que daba al patio interior que mencioné antes, y la luz entraba a raudales por ella. Una cortina muy tupida y otra de cortesía me garantizaron dormir sin problemas (soy de esas personas que necesitan oscuridad total para conciliar el sueño).

Eso sí, cualquier especialista en enfermedades de la espalda os desaconsejará reiteradamente usar ese escritorio para trabajar (escribir o navegar por Internet) durante más de cinco minutos seguidos. O la silla es muy alta o el escritorio muy bajo, pero mis 173 cm de estatura (no soy ningún Gasol) necesitaban encorvarse constantemente para teclear en mi portátil.

Habitación doble (II), Hotel Rafael Atocha, Madrid

Habitación doble (II), Hotel Rafael Atocha, Madrid

Por cierto, la habitación tiene un interruptor maestro. Si metéis la tarjeta en el lector que activa las luces y no pasa nada, mirad hacia la parte superior de la pared y lo encontraréis.

Lee también:  Dónde dormir en la región del Tarn en Francia

Entre la entrada y la cama está el cuarto de baño. A su favor tiene que la bañera es amplia y que el, si me permitís la expresión, marmolazo que es clave en su diseño le da un toque señorial para quien le guste eso. Pero está desangelado. A los dos vasos de rigor, les acompañan como única decoración cuatro amenities sosas (jabón de manos, pañuelos de celulosa, peine, gorro de baño), que no están en una bandejita o similar, sino apoyadas contra el espejo, en la esquina del mismo. Aunque si lo que esperas en el cuarto de baño son toallas y no flores, no te echará para atrás.

Bicicletas eléctricas, Hotel Rafael Atocha, Madrid

Bicicletas eléctricas, Hotel Rafael Atocha, Madrid

El Hotel Rafael Atocha tiene un desayuno muy completo, buenos precios para un 4* y una situación en Madrid al lado de un importante nudo de comunicación (la Estación de Atocha, desde la que también se puede llegar al Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas). Si quieres un hotel de calidad y barato a pocos minutos de los principales museos de la capital de España, te lo recomiendo.

Información práctica sobre el Hotel Rafael Atocha en Madrid

Méndez Alvaro, 30
28045 Madrid
Tel: (+34) 91 468 81 00
E-mail: atocha@rafaelhoteles.com

Esta es la página web del Hotel Rafael Atocha en Madrid.

También puedes reservar el Hotel Rafael Atocha a través de Booking.

El Hotel Rafael Atocha en Madrid en Google Maps:

Nota: Con motivo de la Feria Internacional de Turismo (FITUR) 2015, el Hotel Rafael Atocha gestionó con Blog On Brands ofrecer dos noches de alojamiento a un reducido número de blogs que debían dar su opinión sobre el establecimiento de manera honesta y sincera. Viajablog fue uno de los blogs seleccionados y yo aproveché la invitación para quedarme en Madrid entre un viaje a Ferrol y otro a Méjico. Las impresiones reflejadas en este post son personales y no han sido revisadas o aprobadas por el establecimiento.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
,
Una respuesta
  1. DinkyViajeros 20 mayo 2015

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *