6 consejos para viajar a India

India, bienvenido al sexto continente

Mañana se cumplen 8 años del inicio de la vuelta al mundo que realicé durante un año. Comenzó el 17 de Agosto del 2004 y uno de los países de los que guardo mejores recuerdos es India, tal vez porque fue el primero que visité.

Estoy convencido de que habrás oído y leído infinidad de opiniones referentes al también conocido como sexto continente. Comentarios de todo tipo, buenos y menos buenos, como debe ser.

Para mí fue una experiencia única. Llegaba cargado de ilusión y nada ni nadie ha sido capaz de borrar el extraordinario recuerdo que guardo de mis dos meses viajando por ese fascinante lugar en el que las vacas y las serpientes son sagradas y uno de los numerosos dioses que se veneran tiene cabeza de elefante.

De todos modos reconozco que la aventura tuvo sus retos, así que, basado en mi experiencia personal, a continuación te detallo algunos consejos para viajar a India.

1. Las vacunas

India es un lugar mágico

Yo viajé a India en plan mochilero y con mucha atención a mi presupuesto. Mi plan era viajar durante 12 meses alrededor del mundo, de modo que tenía que gastar con cuidado. Eso no significaba que me fuera a quedar estático viviendo de forma contemplativa. Todo lo contrario, pensaba apuntarme a un bombardeo.

Excursiones en camello en Pushkar, montado en un elefante por Udaipur, las montañas de Himachal Pradesh, los crematorios de Varanasi, las playas de Goa… Te puedo decir que hice de todo menos quedarme quieto.

Eso sí, antes de comenzar mi viaje me vacuné de todo lo que uno se puede vacunar. Tétano, Hepatitis, Rabia y un bastante respetable etcétera.

Viaje India

Si tienes pensado viajar a India te recomiendo que te pases por el médico y te pongas las vacunas necesarias. Hay centros especializados en medicina tropical donde estarán encantados de asesorarte. Seguro que tu médico de cabecera será capaz de orientarte fantásticamente.

2. La malaria

En India todo es bastante distinto a lo que estás acostumbrado

Contra la malaria, que yo sepa, todavía no existe vacuna. Al menos no la había cuando yo realicé mi viaje. La única opción que existía para asegurarte evitarla eran unas pastillas que debías tomar diariamente. El único inconveniente respecto a las pastillas, por lo que me habían contado, eran los efectos secundarios. Diarreas o insomnio era con lo que te podías encontrar según escuché.

Por otra parte, entendí que la malaria es una enfermedad que la transmiten los mosquitos. Pensé detenidamente sobre ello y finalmente me dije: “si no hay mosquitos no hay malaria”. Mosquitos los hay, pero lo que puedes hacer es evitar que te piquen. Así que me compré una red mosquitera para protegerme durante la noche y botellines de repelente de mosquitos para impregnarme durante el día.

Decidí no comprarme las pastillas y sobreviví al asunto. A penas me picaron los mosquitos y, si alguno lo hizo, no transportaba consigo el virus de la malaria. Te repito que fue una decisión personal. Te lo cuento por si tienes tus dudas a cerca de las pastillas y te planteas contemplar una opción alternativa.

3. El agua

El agua del rio Ganges es sagrada

Durante todo mi viaje bebí agua embotellada. Es este sentido fui muy estricto. Comí todo tipo de comidas, de todo tipo de lugares, pero siempre bebí agua embotellada.

La cuestión no es que el agua de India sea mala, sino que al viajar a cualquier país que se aleje de tu area de residencia, el cambio de aguas puede afectar a tu organismo provocando dolores de barriga, diarrea, etc.

Utilicé agua embotellada hasta para cepillarme los dientes. La recompensa fue que, pese a lo que mucha gente piensa, durante los dos meses que viajé por India no enfermé ni una sola vez.

A modo de anécdota te contaré que, bastante más adelante, cuando me encontraba viajando por Bolivia tras unos cuantos meses ya dando vueltas por el mundo, lavé una manzana con agua del grifo y tras comérmela tuve dolor de estómago durante 3 días. Llevas tiempo ya con la mochila a cuestas, bajas la guardia y zasca.

4. Los timos

Los taxistas de India son unos perlas, como en la mayoría de lugares

En India el que no corre vuela, como en todas partes. Y si eres extranjero, turista y con pinta de ser la primera vez que pisas el territorio, tienes todos los números para que intenten timarte.

A mi me la intentaron meter doblada la primera noche, nada más llegar. El taxista que debía llevarme del aeropuerto al hotel que le indiqué simuló no conocer la dirección y me llevó a otro del que, seguro, se llevaba comisión.

Cómo ya me habían hablado de ese popular timo, no acepté su propuesta y, tras discutir con él, decidí buscar otro taxi que terminó por llevarme a donde yo quería.

Mi consejo es que no te fies mucho de cosas que te parezcan ilógicas (¿un experimentado taxista no conoce una de las zonas mochileras más populares de Nueva Delhi?). Organízate bien y marca tú la pauta. Dáte una semana estando muy alerta a todo y, pasado este tiempo, ya sabrás de qué va la película y será difícil que te den gato por liebre.

5. Las incomodidades

Viajar en autocar por India es una auténtica gozada

No nos engañemos. India es una economía emergente que ha invertido mucho en tecnología recientemente, pero cuando sales de las zonas donde se concentra la mayor parte de la riqueza, no deja de ser un país tercermundista.

Los hostales son muy básicos. En muchas ocasiones deberás compartir baño con otros viajeros. Los trenes y los autocares son como los que teníamos en Europa en los años 80.

En ocasiones la jungla se mezcla con la urbe. Los monos son unos ciudadanos más en la mayoría de lugares. Las vacas circulan por donde les da la gana y ni se te ocurra toserlas. Las condiciones higiénicas son las que son.

Mi consejo, olvídate de todo y adáptate. Lo que vas a ver y lo que vas a vivir será una experiencia única y tal vez irrepetible. No pierdas el tiempo quejándote por cosas que, si lo piensas bien, no son más que comodidades a las que estamos acostumbrados en el mundo occidental.

A mí personalmente me fue muy bien empezar mi vuelta al mundo en India. Después de pasar dos meses allí, todo lo que vino después me parecieron lujos de alto standing.

6. La mente bien abierta

Viajar a India es como viajar a otro mundo

El último consejo que te voy a dar pero a la vez el más importante. Abre tu mete. Observa, escucha, prueba comidas, pregunta, habla con los locales, piérdete en los mercadillos, compra samosas en la calle, léete la historia, pregunta sobre los dioses que tienen, descubre un  nuevo mundo.

Todo es distinto en India. Recuerdo un viaje en tren desde Rishikesh a Varanasi. El trayecto duró unas 35 horas si no recuerdo mal. Me tocó sentarme con todo el mundo. De hecho, cada vez que se marchaba alguno de mis compañeros de asiento se ponía otro, ansioso por conocer a un extranjero. 35 horas, imagínate la de gente con la que charlé durante aquel viaje.

Recuerdo de forma muy entrañable una conversación con unos niños que iban al colegio. Fue una de las dos mañanas que pasé en aquel tren. Yo les preguntaba si conocían a Ronaldinho o a Brad Pitt, futbolista y actores populares del momento. Cualquier adolescente europeo o americano hubiera contestado afirmativamente. Ellos no tenían ni puñetera idea de quién les estaba hablando.

Por el contrario ellos me citaron un par de nombres que no recuerdo. Un par de nombres impronunciables. No tenía ni idea de quién eran y los chavales se mofaban de mí por ello. Era el jugador de cricket más popular de India y el actor más famoso de Bollywood.

Aquella anécdota la recordaré toda mi vida y me demostró que nuestro mundo no es el único mundo que existe, sino que existen otros, igual de bonitos e igual de interesantes y en los que la gente es igual de feliz.

 

Bueno amigo, seguro que hay muchos más buenos consejos para viajar a India. Si se te ocurre alguno te invito a que lo compartas con nostros.

 

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

6 consejos para viajar a India
4 (80%) 4 votos
72 Comentarios
  1. Marcos 16 agosto 2012
  2. Quique 16 agosto 2012
  3. Devjani 16 agosto 2012
  4. lidia 16 agosto 2012
  5. Sergi 16 agosto 2012
  6. Sergi 16 agosto 2012
  7. David 17 agosto 2012
  8. Devjani 17 agosto 2012
  9. Devjani 17 agosto 2012
  10. Devjani 17 agosto 2012
  11. Arol 17 agosto 2012
  12. David 18 agosto 2012
  13. David 18 agosto 2012
  14. Sergi 19 agosto 2012
  15. Sergi 19 agosto 2012
  16. Sergi 19 agosto 2012
  17. Sergi 19 agosto 2012
  18. Devjani 19 agosto 2012
  19. Sergi 20 agosto 2012
  20. Devjani 20 agosto 2012
  21. Jaime 22 agosto 2012
  22. Sergi 22 agosto 2012
  23. Devjani 22 agosto 2012
  24. @marita_palma 28 agosto 2012
  25. Sergi 28 agosto 2012
  26. Paco Piniella 1 septiembre 2012
  27. Sergi 1 septiembre 2012
  28. victoria 6 octubre 2012
  29. Sergi 6 octubre 2012
  30. Devjani Ghose 7 octubre 2012
  31. Sergi 7 octubre 2012
  32. Gabriela 2 noviembre 2012
  33. Sergi 4 noviembre 2012
  34. Romina 10 noviembre 2012
  35. Sergi 12 noviembre 2012
  36. Devjani 13 noviembre 2012
  37. Ludmila 23 noviembre 2012
  38. Ludmila 23 noviembre 2012
  39. Sergi 26 noviembre 2012
  40. Lupe Araoz 8 diciembre 2012
  41. Sergi 30 diciembre 2012
  42. Ariz 24 febrero 2013
  43. Sergi 1 marzo 2013
  44. eds 2 marzo 2013
  45. alfaguara 10 abril 2013
  46. Avistu 12 abril 2013
  47. Devjani 12 abril 2013
  48. Claudia 26 abril 2013
  49. Emmanuel 12 mayo 2013
  50. Myriam 29 mayo 2013
  51. lorea 31 mayo 2013
  52. lorea 31 mayo 2013
  53. aby 4 junio 2013
  54. Ana Carina 5 junio 2013
  55. aby 11 junio 2013
  56. tita 15 junio 2013
  57. Guina 21 septiembre 2013
  58. Miguel 14 noviembre 2013
  59. andrea chaparro 2 junio 2014
  60. Samantha 11 junio 2014
  61. Erica 10 agosto 2014
  62. Emma. villegas 15 agosto 2014
  63. Joyce Carson 4 diciembre 2014
  64. Leo rivas 14 enero 2015
  65. Avistu 14 enero 2015
  66. Pamela Murphy 2 febrero 2015
  67. Devjani 2 febrero 2015
  68. Yo 18 marzo 2015
  69. Yo 18 marzo 2015
  70. Yo 18 marzo 2015
  71. Sergi 26 marzo 2015
  72. Sergi 26 marzo 2015