5 playas para perderse en el Mundo

El Parque Tayrona es una maravilla de la naturaleza que se encuentra en Colombia

El Parque Tayrona es una maravilla de la naturaleza que se encuentra en Colombia

Llega el mítico mes de Agosto y las hordas de turistas se lanzan a la conquista de su espacio en las playas de casi todo el Mundo. España, Italia, Malta, Tailandia, Brasil, Caribe, Índico… Dependiendo del presupuesto y las ganas que tenga uno de echarse más o menos kilómetros a su espalda, serán unas arenas -y aguas- u otras las que le servirán de lugar de reposo y desconexión.

Durante mis viajes por el Mundo yo también he querido disfrutar de momentos de relax y he buscado ese elemento del que nunca podré cansarme o despegarme: el mar. Es lo que tiene el haber nacido en el Mediterráneo. Bien lo sabía ya Serrat.

Sin embargo, unas playas te inspiran más que otras. Hay lugares cuyos atardeceres se clavarán en tu alma y pensamiento para siempre; cuyas alfombras doradas y aguas turquesas se aferrarán a tu mente y resurgirán cuando más las necesites. Aquí van las mías:

1. Playas del Parque Tayrona, Colombia

Mi playa solitaria de Tayrona

Mi playa solitaria de Tayrona

Este paraíso de la costa Norte de Colombia fue mi última parada en mi viaje por casi toda Sudamérica del 2008-09. Iba ya con las fuerzas justas y fue como la aparición de un oasis en el desierto.

El parque natural Tayrona regula el número de visitantes al día y, en él, siempre puedes encontrar una playa solitaria donde dejar vagar tus pensamientos. Estás rodeado de hectáreas de selva que enmarcan unas playas casi vírgenes donde cangrejos gigantes salen cada noche a darse un paseo por sus arenas doradas.

Lee también:  Aguas vírgenes y playas de ensueño en el archipiélago de Bazaruto en Mozambique

El momento más mágico lo disfruté un amanecer en el que la incipiente luz del Sol me despertó, salí de mi hamaca extendida entre dos palmeras cocoteras y subí a un montículo de roca a ver la salida del astro rey. Inolvidable.

2. La Playa de las Conchas (Shell Beach) en Australia

The Shell Beach en Western Australia

The Shell Beach en Western Australia

En el deshabitado estado australiano de Western Australia, unos 45 km al sur de Denham, se encuentra una playa inmensa de unas características casi únicas en el mundo. No en vano, sólo existen dos playas, en todo el globo, consistentes únicamente de conchas de caracolas de mar y almejas. Y aquí tenemos una playa que sobrepasa los 60 kilómetros de largo.

Cuando aparcamos nuestra furgoneta cerca de the Shell Beach quedamos casi cegados por el reflejo del Sol en la alfombra blanca, hecha de fósiles, que sustituye a la arena.

El agua de esta zona tiene una alta concentración de sal donde una especie de caracola llamada Cardiid se siente particularmente a gusto. Llevan aquí miles de años y el manto de conchas tiene una profundidad de entre 7 y 10 metros. La longitud de la playa hace que puedas perderte caminando sobre fósiles de miles de años de antigüedad. Una sensación única.

3. Las playas de Koh Payam en Tailandia

Mi playa de Koh Payam en Tailandia

Mi playa de Koh Payam en Tailandia

Tailandia es un país al que, hoy por hoy, no recomiendo mucho ir. La razón es la sobre-explotación turística a la que está sometida. La buena relación calidad-precio, la fama del buen corazón de los habitantes (hábilmente auto-proclamado “El país de las sonrisas“), sus islas, aguas, selvas, historia, templos, loca vida nocturna y buena red de transporte han atraído a mochileros y viajeros de todas partes.

Lee también:  Las mejores playas de España

Es muy complicado encontrar una playa en la que no vayas a tener una horda de adoradores del Sol o la fiesta acechando.

En mi segunda estancia en el país, en 2011, fui a una isla que me había recomendado una pareja a la que me encontré viajando por Myanmar: Koh Payam.

Es más complicado llegar a ella al estar cerca de la frontera con Myanmar. Debes coger un bus desde Bangkok a Ranong y allí tomar una barcaza que te lleva a la isla y solo sale una vez al día.

Koh Payam no tiene carreteras propiamente dichas. Puedes alquilar una moto para recorrer los estrechos y destrozados caminos de tierra o alquilar un kayak para explorar la línea de costa de una isla dedicada a la pesca donde la selva ocupa casi toda su extensión. Podéis encontrar vuestra pequeña cala inspiradora a la vuelta de cualquier recodo de roca.

Yo elegí la opción Kayak y me tiré medio día a solas remando en la misma dirección hasta que encontré el lugar perfecto. Dejé la embarcación varada entre las rocas y me tumbé en la fina arena blanca. Soledad absoluta y selva virgen sobre mi cabeza. Un lugar que no olvidaré.

4. Playa de Bazaruto en Mozambique

Las playas desiertas de la isla de Bazaruto

Las playas desiertas de la isla de Bazaruto

A nadie, que me conozca un poco o haya estado leyendo mis artículos durante el último año, puedo ocultarle que estoy profundamente enamorado del país de Mozambique.

El archipiélago de Bazaruto, en la costa sur del país, es uno de los lugares más bellos que he conocido. La isla de Bazaruto está cubierta por dunas y vegetación. El mar es policromado, hecho a franjas de distintas tonalidades de azul. Las coloridas velas de las grandes barcas de pesca le dan color al horizonte. Es la obra maestra de un diestro del pincel.

Lee también:  Las mejores playas en las islas Perhentian

La isla apenas está habitada y tienes la posibilidad de perderte por los extensos kilómetros de dunas y arenas. Me habría gustado pasar una noche alli para poder contemplar el atardecer.

5. Las playas de Malta

Blue Lagoon Comino Malta

Blue Lagoon Comino Malta

Un destino mucho más asequible si te encuentras en Europa. Malta es una joya escondida en el Mediterráneo. Tiene una historia impropia de una isla tan pequeña y su rocosa geografía costera esconde pequeñas calas de difícil acceso a las que merece la pena llegar.

Lo ideal para moverte por las playas de Malta es contar con un vehículo alquilado ayudándote de un mapa pero yo lo hice con transporte público y mapas muy básicos y también encontré rincones solitarios donde poder disfrutar del Sol y unas aguas cristalinas que nada tienen que envidiar a las mejores postales del Caribe.

La zona es bastante árida y a veces son sólo arbustos y búnkers, fantasmas que nos hacen recordar el horror de la Segunda Guerra Mundial, los que te acompañan. Una semana en Malta te hará volver como nuevo a tu lugar de origen.

Y para ti, ¿cuáles son esas playas en las que te has perdido casi en soledad?.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
10 Comentarios
  1. Daniel 5 agosto 2014
  2. María 5 agosto 2014
  3. Silvia 6 agosto 2014
  4. Sonia Ramos 17 agosto 2014
  5. David 17 agosto 2014
  6. david 4 septiembre 2014
  7. Denys 24 diciembre 2014
  8. María 16 marzo 2015
  9. Cova 20 marzo 2015
  10. Glesman 25 marzo 2016

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *