5 lugares para celebrar los 40

SLOVAK-PUB

Queridos lectores y lectoras, ya sé que parezco mucho más joven (me estoy autopalmeando la espalda) pero este año llego a la psicológica barrera de los 40 años.¿Me llegará la famosa crisis a la que todos hacen referencia?. Pues está complicada la cosa porque aún no he creado una familia propia y no está a mi alcance dar un golpe en la mesa, divorciarme y marcharme con una de 20. Aunque quizá lo de la de 20 se podría mirar.

Bromas a parte, llegar a los 40 no es nada del otro mundo. Es sólo un número y todo depende de cómo llegues. Si tienes salud – fundamental -, te sientes joven y enérgico y estás rodeado de buena gente que te quiere….¡Como si son 60!, vas a estar bien. Sin embargo, es una buena excusa para organizar una gran fiesta con tus amigos. Sólo por eso merece la pena admitir que cumples cuatro décadas.

Tengo la suerte de tener un gran grupo de amigos de toda la vida en Alicante, mi ciudad natal y donde resido en la actualidad. Habiendo nacido casi todos en el 76, la opción de celebrar 15 fiestas de 40 cumpleaños era totalmente inviable, por el coste de los divorcios que acarrearía. Por ello hemos decidido hacer un viaje de fin de semana juntos, buscando el desparrame más absoluto.

Desde que lo decidimos estamos buscando destinos y por ahora estos son los que yo he sugerido, siempre teniendo en cuenta que mis amigos no son precisamente grandes viajeros y cuanto más cerca, mejor:

Granada, España

granada

Muchos de mis amigos piensan: ¿por qué irnos fuera si estamos en el mejor país de Europa para irte de fiesta?. Y la verdad es que tienen cierta razón.

Lee también:  5 lugares que te estás perdiendo en Siria

Granada te ofrece todo lo que puedes pedir a un fin de semana de fiesta con tus amigos. Rica gastronomía, precios más que asequibles, gran oferta de alojamiento, gente guapa y simpática, fiesta sin fin y con el bonus de una belleza monumental de la que intentar disfrutar durante esas extrañas horas sueltas en las que la sobriedad se apodera del grupo de cabestros.

Además, en nuestro caso, tenemos la ciudad a unas tres horas de coche. Por más que le doy vueltas a otras opciones, Granada sigue ocupando el cajón más alto del podium. El único inconveniente es que ya hemos ido bastantes veces a hacer despedidas de soltero y es un destino que tenemos muy visto. Igualmente, como dice mi sabio amigo uruguayo, el señor Charru: “equipo que gana no se toca”.

Dublín, Irlanda

Dublin sigue al pie del cañón

Dublin sigue al pie del cañón

Pasé 8 felices años en la capital irlandesa y la considero mi segunda casa (y, a veces, mi primera).

Dublín es una ciudad joven, cosmopolita y vibrante. Todo ocurre en el centro de la ciudad, uno de los más concentrados y manejables de las capitales europeas que conozco. La densidad de pubs alcanza aquí cotas increíbles y puedes encontrar gente de fiesta cualquier día de la semana, aunque de jueves a sábado la cosa se multiplica exponencialmente.

Música en vivo cualquier día de la semana, pubs de todo tipo, gentes de todo el planeta, buen rollo por doquier y la mejor Guinness del mundo. Es imposible que no salga bien, sobre todo teniendo en cuenta que yo sería un guía perfecto y aún tengo amigos allí que se unirían a nuestras abultadas huestes. Además, hay vuelo directo diario desde Alicante. Única pega, mis amigos están un poco peleados con el idioma de Shakespeare, pero… ¿A quién le importa eso cuando apenas eres capaz de hablar en tu propio idioma?. Pues eso, ¡póngame otra pinta, señor camarero! (en perfecto español, pero el tipo te va a entender igualmente).

Lee también:  Cinco países donde desconectar este verano

Riga, Letonia

Foto Riga Letonia

Foto Riga Letonia

La capital letona fue un gran descubrimiento realizado hace unos 9 años, cuando a un gran grupo de amigos de Irlanda y España nos dio por seguir a una Roja que aún no había ganado nada. Aquella fase de clasificación a la Euro 2008 viajamos a Suecia, Dinamarca, Letonia y Estonia. Vamos, esa primera copa de Europa de nuestra Era Dorada del fútbol español nos la deben a nosotros.

Pasamos en Riga un estupendo fin de semana de junio. El sol lució sin descanso y no bajamos de los 20 grados. Las letonas, diosas de piel blanca y cabelleras doradas, nos hicieron más caso del esperado y los ridículos precios de bebida y comida empujaron a las tropas a un estado de felicidad máxima.

El centro histórico es bonito y lleno de vida y, si nos sobra algo de tiempo y fuerzas, podemos tomar un tren y plantarnos en las playas del Báltico en menos de media hora. Un destino muy a tener en cuenta.

Malta

Vistas desde terraza habitación Grand Hotel Excelsior La Valletta Malta

La Valletta, Malta

Pero claro, el viaje está pensado para la primavera, donde te la juegas con el clima en según qué lugares de Europa. En Malta eso no debería ser una preocupación.

La isla mediterránea nos ofrecerá un fin de semana algo más tranquilo que en las tres opciones anteriores pero prácticamente nos aseguramos un clima con el que poder disfrutar de su fantástica belleza natural. Malta es una isla llena de lugares y monumentos históricos, bellas y solitarias playas y sí, amigos, también mucha fiesta.

El único pero es que la media de edad de los party animals que se entregan a la noche maltesa suele ser bastante baja, aunque seguro que encontramos algún reducto de gente que ya tenga edad para saber quién fue el Naranjito.

Lee también:  Los mejores lugares de Nepal

Praga, República Checa

Praga

Praga

En el centro de Europa existe otra muy buena opción para un fin de semana de fiesta con amigos.

Praga es una ciudad totalmente polivalente. Está considerada como una de las capitales más románticas de Europa pero, a su vez, tiene uno de los mejores ambientes nocturnos del Viejo Continente. En su centro histórico encontraremos multiutud de bares y restaurantes donde tomarnos unas buenas cervezas checas a precios irrrisorios. Después daríamos una vuelta por esas preciosas calles y plazas hasta que la música y gente de algún garito nos atrapara y se nos hiciera de noche, física y mentalmente.

Tras los bares llegaría el traslado a una de las muchas discotecas que cierran al amanecer. La verdad es que suena genial.

Sigo pensando en voz alta y no encuentro la decisión perfecta, aunque claro, cualquier cosa debe ser aprobada por consenso y eso es más complicado que el panorama político actual español. Bueno, vayamos donde vayamos, lo importante es que estemos todos. Casi 30 años de amistad harán el resto.

¿Me das alguna idea?.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
,
3 Comentarios
  1. Avistu 2 febrero 2016
  2. David 2 febrero 2016
  3. ivy 14 septiembre 2016

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *