5 cosas que ver en Vigo, la ciudad olívica

Eclipsada por Santiago y por A Coruña, Vigo es la eterna olvidada de Galicia. Esta ciudad marítima conocida con el sobrenombre de “Ciudad olívica” posee un olivo en el escudo heráldico de la ciudad pero su apodo viene de un antiguo olivo que existió en el atrio de la iglesia de la Colegiata de Santa María y que fue plantado por los monjes de la Orden del Templo (Caballeros Templarios) el siglo XIV.

Aunque Vigo se ha ido consolidando con los años como un atractivo turístico y tanto desde el Concello de Vigo como desde otros organismos y oficinas de turismo se intenta impulsar la ciudad como destino turístico, la Ciudad olívica sigue siendo un destino secundario o de temporada lo que es una pena porque esta ciudad tiene increíbles costas, rutas de montaña espectaculares, una oferta cultural amplia y una gastronomía para chuparse los dedos y que merece la pena disfrutar en cualquier momento del año.

Vigo tiene la suerte, a diferencia de otras ciudades gallegas, de tener un clima más suave ya que el mar modera las condiciones climáticas por lo que además de ser uno de los lugares más lluviosos de Galicia también es uno de los lugares con más número de días despejados y en invierno su temperatura no baja de los 12º lo que la convierte en un destino al que ir en cualquier estación.

Visitar una ciudad implica conocerla más en profundidad, más detalladamente, y de esta manera hacerla más nuestra o tal vez, hacernos nosotros más a ella. No se trata tan solo de pasear por sus calles como si fuéramos meros turistas que van y vienen si no que se trata de interactuar con ella, vivirla, experimentarla. Por eso os dejo a continuación lugares, historias y alguna experiencia para vivir esta ciudad y enamoraros como lo hice yo.

Pasear por el Casco Vello

Plaza de la Constitución, Vigo (Galicia)

Plaza de la Constitución, Vigo (Galicia)

Recorrer las estrechas, empinadas y empedradas calles del Casco Vello de Vigo implica conocer la historia de esta ciudad, como surgió y como ha mejorado con los años.

Vigo renace en el siglo XIX con la liberalización del comercio marítimo que les permite usar su puerto natural y su posición geográfica estratégica y también con la llegada de la burguesía catalana que transforma la industria pesquera. Hasta este momento casi no pudo desarrollarse como ciudad por culpa de guerras y de restricciones en el comercio marítimo, así que es a partir del siglo XIX cuando la ciudad empieza a expandirse derribando sus murallas, mejorando las calles y las plazas del Casco Vello y construyendo puentes de unión entre el centro y los barrios exteriores.

Lee también:  9 (más 1) visitas y experiencias imprescindibles en la provincia de Valladolid (Parte II)

Pero es sobre todo en las últimas décadas en las que el Casco Vello se está transformando y convirtiendo en un cisne. Anteriormente era una zona digamos… mala de la ciudad, lugar de contrabando y heroinómanos y si contratas una guía para que te explique mejor el Casco Vello la escucharás en más de una ocasión mencionar este cambio; al parecer pasear por el caso antiguo de la ciudad era una actividad de alto riesgo debido a su peligrosidad pero tranquilos, esto ha cambiado. Ha cambiado tanto que el Casco Vello se ha convertido en un lugar perfecto en el que alojarse, salir a cenar o tomarse una caña.

En tu paseo por el Casco Vello podrás encontrar maravillas como la Plaza de la Constitución, considerada la plaza más importante de la ciudad, llamada así porque en este lugar se leyó por primera vez en la ciudad la Constitución Española de 1812. Aquí podemos encontrar el edificio del Antiguo Ayuntamiento (1859), la casa de Pereira de Castro y la primera farola de la ciudad que iluminó utilizando energía eléctrica. También es en esta plaza donde podéis parar y tomar algo ya que está llena de bares y restaurantes como La Central.

Otros edificios singulares y que merecen la pena ver son la Casa de Ceta y la Casa de Pazos y Figueroa, los edificios más antiguos de Vigo, ubicados en la Plaza de Almeida o Plaza de las Cebollas. Se puede llegar aquí a través de la Calle de los Cestos, un lugar donde la tradición se vive a través de la cestería de mimbre o a través de la Calle Real, una de las calles más famosas del Casco.

No podemos dejar de visitar la Casa de Pedro Román donde se encuentra actualmente la Biblioteca Central pero que tiempos atrás fue un Casino.

Vigo a través de su arquitectura

Puerta del Sol con el Sireno en el centro. Vigo (Galicia)

Puerta del Sol con el Sireno en el centro. Vigo (Galicia)

Si nos salimos del Casco Vello y recorremos el Ensanche nos podemos encontrar con una arquitectura típicamente burguesa traída por los empresarios catalanes en el siglo XIX y XX. En esta arquitectura podemos observar especialmente el cambio de la ciudad y como se convierte en una ciudad cosmopolita con un potente comercio y una oferta cultural rica.

Es aquí donde podemos encontrar la Puerta del Sol que enlaza el Casco Vello con el Ensanche y que está coronada con una impresionante escultura de Francisco Leiro llamada el “Sireno” en honor a la figura de la escultura.

Lee también:  Guía para sobrevivir a un crucero por el Caribe (II): consejos durante el viaje

Durante el paseo podemos ver edificios de estilo modernista como el edificio Simeón ubicado frente al Sireno y cuya leyenda cuenta que la cabeza de la mujer que se ve en el centro de la fachada es de la madre del arquitecto; un poco raro, es cierto. El Teatro García Barbón está inspirado en la Ópera de Garnier (París) y observarlo es algo impresionante, yo al menos me pasé mucho tiempo haciéndolo. Justo en frente del Teatro está la Casa das Artes que tiene exposiciones de pintura de artistas locales muy importantes como es el caso del pintor Luis Torras o José Otero Abeledo más conocido como Laxeiro.

Pero sin tener que mencionar todos los edificios emblemáticos y con una arquitectura que merece la pena visitar, os diré que si paseáis por la Rúa de Policarpo Sans podréis observar algunos de los edificios mencionados anteriormente y muchísimos más pues es una de las calles más emblemáticas del Ensanche.

Yo me alojé en el Hotel Inffinit en el Ensanche de la ciudad pero al borde del Casco Vello. Está a menos de 5min andando de la Plaza de la Constitución.

Dos personas, una habitación para dos noches desde 144€

Monte o Castro

Vistas de Vigo desde el mirador del Monte O Castro, Galicia

Vistas de Vigo desde el mirador del Monte O Castro, Galicia

Vigo se expandió desde el puerto hacia arriba, hacia la colina del Parque de O Castro, actualmente el punto más alto de la ciudad y donde hay un mirador desde el cual se tiene vistas a la ciudad de Vigo y su ría. Si tenéis suerte de pillar un día despejado -nosotros no lo tuvimos- podréis observar también las Islas Cíes.

O Castro aparte de varios miradores también tiene un jardín con diferentes especies arbóreas, restos de la fortaleza defensiva de Vigo que se levantó en el s. XVII y un pasado que nos lleva al pasado celta y romano de la ciudad. Hay unas réplicas de unos edificios que se remontan al inicio de la ocupación romana.

Se puede subir en transporte público, en coche o andando desde la Praza do Rei.

Parque de Castrelos

Vistas traseras al Pazo Museo Quiñones de León, Castrelos, Vigo, Galicia

Vistas traseras al Pazo Museo Quiñones de León, Castrelos, Vigo, Galicia

Este parque es el lugar idóneo para dar un paseo a la sombra de los diferentes tipos de árboles que hay, hacer deporte o simplemente sentarse a leer un buen libro. Pero es que además de ser un lugar precioso también se puede encontrar en su interior el Pazo Museo Quiñones de León.

Lee también:  Sobre cerdos, cocidos y festivales gastronómicos en Galicia

Este Pazo fue construido en el siglo XVII y donado a la ciudad de Vigo por el Marqués de Alcedo. Está abierto al público y tiene una sala de arqueología, exposiciones de pintura y una colección de porcelana de Sargadelos. Por si fuera poco posee en su finca una rosaleda, un jardín inglés y otro jardín francés. Vamos, todo un lujo.

Las Islas de los Dioses o más conocidas como Islas Cíes

Vistas desde las Islas Cíes, Vigo, Galicia

Vistas desde las Islas Cíes, Vigo, Galicia

Uno de los puntos turísticos más conocidos de Vigo son las Islas Cíes que pertenecen al Parque Nacional Marítimo – Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia. Formadas por las islas Monteagudo, Isla do Faro y una tercera separada de las otras dos, Isla San Martiño. Es un paraje natural protegido que destaca por la diversidad de flora y fauna que poseé tanto en su parte terrestre como bajo el mar.

En estas islas se pueden hacer rutas de senderismo, hacer observación de aves, visitar una de las mejores playas del mundo según The Guardian – Playa de Rodas – o pasar unos días en el Camping. Ah y hacer muchas fotos. Muchísimas.

Cogí el ferry que nos llevaría a las Islas con nerviosismo y emoción, no tanto porque era la primera vez que me subía a uno si no porque 45 min. Después podría pisar esas increíbles y maravillosas islas. Nótese que llevaba años queriendo ir. Y no me decepcionaron en absoluto. La única pega es que nosotros estuvimos pocas horas ahí pero ir, ir a las Islas Cíes porque descubriréis un paraíso.

Podéis volar con Volotea los meses de verano hasta octubre. Esta aerolínea permite volar a destinos donde los vuelos salen más caros debido a sus altas tarifas. A mi me costó 100€ ida y vuelta Valencia – Vigo.

Vigo es mucho más de lo que os he contado hasta ahora pero no pretendo aburriros más ni escribiros la Biblia así que os invito a que vayáis a visitarla, a que disfrutéis de su historia, cultura y parajes naturales; a qué vayáis a sus bares y restaurantes y disfrutéis de su gastronomía y sus vinos que son exquisitos y que os saciarán tanto que volveréis a casa con unos kilos de más.

Sobre el autor

Amalia Toma, Golondrinas Viajeras

Amalia Toma, Golondrinas Viajeras

Amalia Toma es estudiante de Comunicación, aficionada a la lectura y a escribir. Adora viajar y lo hace siempre que sus estudios y vida laboral se lo permiten, por lo que escribe en su blog sobre estos viajes y sobre aquellas cosas que nos inspiran a coger la mochila o la maleta y lanzarnos a por nuevas experiencias. Puedes leer más artículos de Amalia en su web Golondrinas Viajeras o seguirla en Twitter, Instagram o Facebook.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

5 cosas que ver en Vigo, la ciudad olívica
4.5 (90%) 4 votos
, ,

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *