3 experiencias imprescindibles en tu viaje a Helsinki

Catedral de Helsinki desde el ferri a Suomelinna

Catedral de Helsinki desde el ferri a Suomelinna

Finlandia es para muchos sinónimo de teléfonos móviles (Nokia), Santa Claus (en su pueblecito del Círculo Polar) y Laponia (preferentemente cubierta de nieve en nuestra particular imagen mental).

Olvídate de esos estereotipos preconcebidos. Cuando viajes a la capital del país, Helsinki, te recomiendo que realices estas tres visitas y actividades imprescindibles, basadas en mi visita el pasado mes de Junio :

1.- Probar una sauna finlandesa

Fachada de la sauna Kotiharju en Helsinki

Fachada de la sauna Kotiharju en Helsinki

Una experiencia no apta para personas con problemas de tensión pero especialmente para quien no lleve bien lo de estar desnudo en público. Sí, como leéis. La toalla sólo se usa para sentarse en ella. Lo habitual es que en la sauna, desde el vestuario hasta la sala del infierno, pasando por las duchas, todo el mundo esté desnudo.

Antes de que se le dispare la temperatura a alguna calenturienta mente, os aclaro que hombres y mujeres están en zonas separadas.

La puerta del Infierno: Entrada a la Sauna Kotiharju en Helsinki

La puerta del Infierno: Entrada a la Sauna Kotiharju en Helsinki

Yo estuve en una sauna pública, Kotiharju, una de las pocas que quedan donde se usan troncos de madera de un metro de longitud, nada de gas o electricidad y la experiencia completa os la contaré en un próximo artículo pero os adelanto que no se pasa calor, se pasa mucho calor. Más calor.

2.- Ir en barco a Suomelinna

Kayak en Suomelinna Helsinki

Kayak en Suomelinna Helsinki

Un grupo de ocho islas a la entrada de la Bahía de Helsinki forman un conjunto de antiguas construcciones militares defensivas y zonas verdes. La más grande y visitada es Suomelinna, a la que se llega en menos de 20 minutos de trayecto en ferri, desde un embarcadero a un centenar de metros del Ayuntamiento.

Lee también:  Viaje a Finlandia: World Design Capital Helsinki 2012

La fortaleza data del siglo XVIII bajo dominación sueca, pasó luego a manos de Rusia cuando Finlandia fue un ducado bajo los zares y, finalmente conseguida la independencia en 1917, la bandera blanca y de rayas azules ondeó sobre sus barracones.

Ventana en Suomelinna Helsinki

Ventana en Suomelinna Helsinki

Esperando el Ferri de Suomelinna a Helsinki

Esperando el Ferri de Suomelinna a Helsinki

En la isla hay 8 kilómetros de murallas, 105 cañones, 200 edificios, parques, jardines y riachuelos. Más allá de las cifras, si uno es aficionado a la historia, especialmente a la militar, no puede dejar de visitarla pero en verano os vais a encontrar que la mayor parte de los visitantes acuden para hacer algo mucho más pacífico: disfrutar de paseos y picnics en sus múltiples zonas verdes.

3.- Comprar en los mercados y regatear en los mercadillos

Puesto flotante en Kauppatori en Helsinki

Puesto flotante en Kauppatori en Helsinki

Me encanta visitar los mercados, lo admito, casi tanto como callejear por las ciudades que visito en cada nuevo viaje. En Helsinki hay mercados con productos cotidianos y mercadillos, para esos objetos a los que hay que buscarles un nuevo hogar.

Kauppatori (la Plaza del Mercado) es donde se celebra el más internacional y famoso de la ciudad, y allí puedes comprar desde frutas a souvenirs, con la casi obligada parada para tomar un café y comer unas galletas o un lihapiirakka (pastel de carne).

Fotografiando Productos en Wanha Kauppahalli en Helsinki

Fotografiando Productos en Wanha Kauppahalli en Helsinki

Latas de pescado en Wanha Kauppahalli en Helsinki

Latas de pescado en Wanha Kauppahalli en Helsinki

Si quieres algo un poco más exclusivo, como por ejemplo pagar 90 euros por una lata de caviar, tienes a pocos metros el Wanha Kauppahalli (el viejo mercado cubierto). Data de 1889 y merece la pena recorrer la corta extensión de sus dos pasillos por la cantidad de pescado, fresco y en conserva, que vemos en sus expositores. Y también hay sushi, por supuesto.

Lee también:  Helsinki: como llegar del aeropuerto al centro de la ciudad

¿Quieres comprar antigüedades o cosas que otros ya no pueden tener en casa? Entonces Hietalahti es la explanada a la que debes ir. El mercadillo está abierto todo el año aunque su mayor actividad ocurre los domingos: estatuillas, postales, revistas o cualquier objeto que se te ocurra tiene cabida sobre sus mesas.

Curioseando en el Mercadillo Hietalahti de Helsinki

Curioseando en el Mercadillo Hietalahti de Helsinki

Y si buscas ropa de segunda mano y eres capaz de adaptarte a los gustos estéticos de otra cultura, aquí tienes hileras de perchas con todos los colores y cortes.

Con estas tres actividades tienes cubierto al menos un día entero, muy bien aprovechado, en Helsinki, pero la capital de Finlandia tiene mucho más que ofrecer ¡anímate a explorarla!

Fotos | Avistu

(Nota: Según Visit Finland, desde finales de Febrero de 2013, el Viejo Mercado en la parte sur del puerto se cierra por obras hasta el año próximo. Los puestos de venta se trasladan al Mercado de Hietalahti

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
10 Comentarios
  1. quicoto 18 julio 2012
  2. Elias Gallardo 18 julio 2012
  3. avistu 18 julio 2012
  4. avistu 18 julio 2012
  5. JonyMao 19 julio 2012
  6. avistu 22 julio 2012
  7. Elias Gallardo 24 julio 2012
  8. Ronald 6 septiembre 2012
  9. Corazon de invierno 20 septiembre 2014