¿El fin de las guías de viaje?

Google +TwitterFacebook

gogglesAcabo de leer un interesante artículo en el Financial Times donde tratan de posicionar el futuro de las guías de viaje en el escenario tecnológico que se fragua y que, sin duda, nos espera.

El periodista nos relata su experiencia personal en el museo Tate de Londres. Lleva encima un móvil de última generación con la aplicación Google Goggles instalada. Con un simple retrato a un lugar, cuadro o una estatua la aplicación busca por internet los artículos más destacados al respecto.

Hoy en día los resultados de la búsqueda no son perfectos. Algunas veces acierta con textos detallados y otras devuelve información irrelevante. La grandeza de este tipo de aplicaciones es que se alimentan de sus usuarios. Con el progreso tecnológico que estamos viviendo, no me cabe la menor duda que en el futuro toda la información que Google ofrezca de ese cuadro o esa escultura será mucho más rica, abundante y accesible que cualquier guía de viaje del mercado.

Google Goggles funciona en móviles Android y pronto estará disponible una versión para iPhone. Con la apertura de internet móvil, la escalada tecnológica que nos espera es incuestionable. Cada día aparecen nuevas aplicaciones unidas a las redes sociales que nos ofrecen datos al minuto respecto a las clásicas secciones de una guía de viajes: visitas, restaurantes, transporte y hoteles.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Google Translator es otra maravilla que dejará en el futuro a los diccionarios olvidados en las bibliotecas. Uno pronuncia la palabra al móvil y la aplicación es capaz de traducir esa misma palabra hasta en 34 lenguas distintas.

Lee:
El pijama ideal: Se acabaron los sudores y picores

Hace unos años era casi impensable -o cosa de Jorge Sánchez- salir al mundo con la mochila y sin una guía de viajes en la mano. Las estadísticas de venta en el Reino Unido parecen hablar de una muerte anunciada: la venta de guías de viaje en el 2009 descendieron un 18% y si el segundo semestre del 2010 sigue la misma tónica que el primero las ventas descenderían un 27% ambas cifras con respecto a las ventas del 2007.

Cuando la libertad de acceso a internet a nivel mundial sea una realidad a más de uno le costará meter un libro en la mochila. Al fin y al cabo, tendremos la información actualizada al momento y la opinión de miles de personas en lugar de la opinión, habitualmente de uno o dos autores, sobre un lugar, un hotel o un restaurante.

Y quizás, quien sabe, con la ayuda de la tecnología sabremos viajar por el mundo libremente con nuestros ojos y usar del móvil solamente para lo esencial: la birra fresca, la cama disponible y el ticket del tren.

Puntúa este artículo
, , , ,
Google + Twitter Facebook
5 Comentarios
  1. Bryllo 25 agosto 2010
  2. Quique 26 agosto 2010
  3. Mochilero 26 agosto 2010
  4. Alberto 27 agosto 2010
  5. Avistu 21 septiembre 2010